Lo último |

La Paz |

Santa Cruz

 21 Abril

Imagen modal
https://www.facebook.com/sportline.bol
https://www.facebook.com/SupermercadosTia




Acusación de influencia corporativa: Investigadora denuncia a Harvard por conexión con Meta y despido sospechoso

La investigadora Joan Donovan, reconocida especialista en desinformación, ha levantado una seria acusación contra la prestigiosa Universidad de Harvard, afirmando que la institución cedió ante la presión de Meta, la empresa matriz de Facebook, en lo que ella describe como un acto de capitulación inaceptable. Según Donovan, su despido coincidió sospechosamente con una donación récord de Mark Zuckerberg, el fundador de Meta, lo que sugiere una conexión problemática entre la salida de la académica y los intereses financieros de la empresa tecnológica.

Donovan, quien ha sido una voz influyente en el campo de la investigación sobre desinformación y redes sociales, ha hecho un llamado contundente a una investigación exhaustiva sobre las circunstancias que rodearon su salida de Harvard. La investigadora argumenta que Meta ha utilizado su influencia de manera similar a otras industrias controvertidas, como la del tabaco o del petróleo, para influir en las decisiones de la universidad y, en última instancia, en la libertad académica.

La donación de Zuckerberg a Harvard ha sido calificada como la mayor en la historia de la universidad, lo que plantea interrogantes sobre la independencia y la integridad académica en un momento en que las empresas tecnológicas están bajo un escrutinio creciente por su impacto en la sociedad, particularmente en áreas como la desinformación, la privacidad y el discurso público.

La acusación de Donovan refleja preocupaciones más amplias sobre la relación entre las instituciones académicas y las grandes corporaciones tecnológicas, y destaca la necesidad de transparencia y rendición de cuentas en estas interacciones. La investigación académica independiente desempeña un papel crucial en la comprensión de los desafíos contemporáneos relacionados con la tecnología y la información, y cualquier interferencia indebida en este proceso socavaría la capacidad de la sociedad para abordar estos problemas de manera efectiva.

En respuesta a estas acusaciones, Harvard ha declarado su compromiso con la libertad académica y ha asegurado que no hay relación entre la donación de Zuckerberg y la salida de Donovan. Sin embargo, la presión para esclarecer esta situación y garantizar la integridad del proceso académico continúa siendo alta, con llamados adicionales a una investigación imparcial y transparente sobre el asunto. La historia plantea preguntas urgentes sobre la relación entre las instituciones académicas y las grandes empresas tecnológicas, así como sobre la importancia de salvaguardar la independencia y la integridad de la investigación en un momento de creciente influencia corporativa en la esfera pública.

Mundo    
Opinion    
Compartir: