Lo último |

La Paz |

Santa Cruz

 19 Julio

Imagen modal
https://bit.ly/ElCedroVallecito
https://www.facebook.com/sportline.bol




Caminar puede reducir los dolores de espalda

Un reciente estudio publicado en la prestigiosa revista médica The Lancet ha revelado que caminar regularmente podría ser una solución simple y económica para prevenir el dolor de espalda recurrente.

Este hallazgo promete un enfoque accesible y efectivo para mejorar la calidad de vida de millones de personas que sufren de este problema.

Investigación y hallazgos

El estudio incluyó una serie de ensayos clínicos que evaluaron la eficacia de las caminatas regulares en la prevención del dolor de espalda.

Los participantes que caminaron media hora, cinco veces por semana, bajo la supervisión de un fisioterapeuta, mostraron resultados significativamente mejores que aquellos del grupo de control que no siguieron este régimen.

Los investigadores observaron una notable reducción en la frecuencia de los episodios de dolor de espalda entre los caminantes.

Impacto en la calidad de vida

Más allá de la reducción de los episodios de dolor, los pacientes reportaron una mejora en su percepción general de calidad de vida. La actividad física regular no solo ayudó a mitigar el dolor, sino que también contribuyó a una sensación de bienestar general. "Caminar es una actividad simple, pero sus beneficios son profundos," comentó uno de los investigadores principales del estudio.

Beneficios económicos y laborales

Uno de los aspectos más destacados del estudio fue el impacto económico. Los participantes que siguieron el programa de caminatas y entrenamiento fisioterapéutico reportaron una reducción del tiempo perdido en el trabajo debido a dolores de espalda en casi un 50%. Esta disminución no solo beneficia a los individuos en términos de productividad y estabilidad laboral, sino que también tiene implicaciones positivas para los empleadores y el sistema de salud, que enfrenta altos costos asociados con el tratamiento del dolor de espalda crónico.

Conclusiones y recomendaciones

El estudio concluye que incorporar caminatas regulares en la rutina diaria puede ser una medida preventiva efectiva contra el dolor de espalda recurrente.

Los investigadores enfatizan la importancia de combinar la actividad física con la orientación profesional, como la ofrecida por fisioterapeutas, para maximizar los beneficios.

"La simplicidad de la caminata, junto con el bajo costo de implementación, la convierte en una estrategia viable y accesible para la mayoría de las personas," explicó el autor principal del estudio. "Esperamos que estos hallazgos animen a más personas a adoptar esta práctica saludable."

Mundo    
Salud    
Compartir: