Lo último |

La Paz |

Santa Cruz

 19 Julio

Imagen modal
https://www.facebook.com/SupermercadosTia
#




Danny DeVito: más que un actor, un verdadero padre en la vida real

Danny DeVito, conocido por su papel en la película "Matilda", no solo dejó una marca indeleble en la pantalla como el terrible padre de la pequeña Matilda, sino que también demostró ser un verdadero héroe fuera de las cámaras.

Durante el rodaje de la película, la madre de Mara Wilson, la joven actriz que interpretó a Matilda, fue diagnosticada con cáncer.

Ante la imposibilidad de cuidar de su hija durante este difícil período, DeVito y su esposa, la actriz Rhea Perlman, abrieron sus brazos y su hogar para Mara.

Durante el tiempo que Mara Wilson vivió con ellos, DeVito y Perlman se aseguraron de que se sintiera como en casa.

Le preparaban su comida favorita, la hacían reír con su humor contagioso y la llevaban de paseo, proporcionándole un ambiente cálido y acogedor en medio de la adversidad.

La tragedia golpeó nuevamente cuando la madre de Mara falleció, lo que dejó a la joven actriz devastada, especialmente porque su madre no pudo presenciar su actuación en la película.

Sin embargo, DeVito, en un gesto conmovedor de compasión y apoyo, se adelantó y mostró la película a Mara días antes de su estreno oficial.

Este acto no solo permitió que Mara fuera una de las primeras en ver su trabajo en la pantalla grande, sino que también le brindó un momento de conexión y consuelo en un momento tan doloroso.

La historia de Danny DeVito y Mara Wilson no solo resalta su generosidad y humanidad, sino que también muestra cómo un actor que interpretó a un padre desastroso en la ficción demostró ser un modelo de apoyo y cuidado en la vida real.

Su impacto en la vida de Mara Wilson trascendió la pantalla, dejando una huella indeleble de bondad y compasión que perdura hasta hoy.

Mundo    
Espectáculos    
Compartir: