Lo último |

La Paz |

Santa Cruz

 21 Abril

Imagen modal
https://bit.ly/ElCedroVallecito
https://linktr.ee/beicruz




Especulación y temor de bloqueo alimentario en el occidente de Bolivia

En medio de la incertidumbre y quejas por la elevación de precios, la especulación se apodera del occidente boliviano, donde los mercados de La Paz y El Alto se ven afectados por la ausencia de carne de pollo y temores de un bloqueo en el norte del país.

La ciudad de La Paz y El Alto, dos de los centros urbanos más importantes de Bolivia, se enfrentan a una situación crítica en el suministro de alimentos, particularmente en la disponibilidad de carne de pollo. Los precios han experimentado un aumento significativo, alcanzando un incremento del 38%, según denuncias de los comerciantes locales.

Los comerciantes, atribuyendo la subida de precios al bloqueo de caminos llevado a cabo por campesinos afines a Evo Morales desde el 22 de enero, decidieron subir los precios de manera unilateral. En Cochabamba, La Paz y El Alto, la carne de pollo es el producto más afectado, y a pesar de los esfuerzos del Gobierno por vender a través de sus agencias, la demanda sigue sin ser satisfecha.

Lucía Jiménez, veterana comerciante de pollo en la Plaza Garita de Lima, expresó su frustración: "Está llegando puro (pollo) congelado, deben estar sacando de frigorífico, no sabe llegar así, y el precio ha variado... ¿a cómo vamos a vender nosotros?".

El Gobierno, a través del viceministro de Políticas de Industrialización, Luis Siles, informó que se han trasladado 125 mil pollos a La Paz para contrarrestar la escasez, pero la demanda sigue superando la oferta. Mientras tanto, los comerciantes continúan reservando productos para clientes habituales, exacerbando la situación en los mercados Rodríguez y Garita de Lima.

En el norte del país, la preocupación se centra en el suministro de carne de res, que también ha experimentado aumentos de precio desde el anuncio del bloqueo. La población de Caranavi se ha convertido en un termómetro para medir la escasez de carne, ya que es una ruta crucial para el transporte de productos desde Beni hasta La Paz.

El temor de los comerciantes se intensifica, ya que el 75% de la carne que abastece La Paz proviene de Beni, y el bloqueo afecta el flujo de suministro. La situación se agrava con la interrupción del tráfico entre oriente y occidente y la imposibilidad de salida de alimentos desde Cochabamba hacia otras regiones.

En El Alto, los precios de la carne de pollo también se han homogenizado con La Paz, variando entre Bs 16 a 18 el kilo. El incremento de precios se extiende a otros productos, como verduras, con aumentos de Bs 2 a 3 en cada producto, mientras que la papa, por el momento, se mantiene sin cambios, según informan las vendedoras.

Este bloqueo de caminos se suma a los problemas económicos de la región, que ya se veían afectados por el cierre de fronteras por parte del Gobierno argentino desde diciembre de 2020. La especulación y la incertidumbre persisten, afectando la estabilidad económica y la disponibilidad de alimentos en el occidente de Bolivia.

Tema del Día     
Nacional     
Compartir: