Lo último |

La Paz |

Santa Cruz

 26 Mayo

Imagen modal
https://linktr.ee/beicruz
https://www.facebook.com/Maudashoes




La economía China: Desafíos y consecuencias globales

Los expertos en economía china, Daniel H. Rosen y Logan Wright, han planteado preocupaciones significativas sobre el estado actual de la economía de China. En su análisis, destacan una desaceleración económica que ha persistido durante los últimos dos años, lo que ha llevado a una revisión exhaustiva de las políticas internas del país.

Según Rosen y Wright, la disminución en el crecimiento económico de China se atribuye a causas tanto inmediatas como sistémicas. Factores como la reducción en la construcción de propiedades y las políticas restrictivas relacionadas con la pandemia de COVID-19 han contribuido a esta desaceleración. Sin embargo, señalan que las raíces del problema son más profundas y requieren reformas estructurales significativas.

El reciente Congreso Nacional del Pueblo, el evento político más importante en el calendario chino, ha sido objeto de escrutinio por parte de analistas y observadores tanto dentro como fuera de China. Sin embargo, las políticas anunciadas en el congreso no han generado optimismo en cuanto a un cambio de rumbo. Al contrario, Rosen y Wright advierten que las decisiones tomadas por las autoridades chinas podrían aumentar las preocupaciones tanto dentro como fuera del país.

Una de las principales preocupaciones expresadas por los expertos es la dependencia continua de China en la demanda externa para estimular su crecimiento económico, en lugar de implementar políticas que impulsen el consumo interno. Esta estrategia, que históricamente ha favorecido las exportaciones y la inversión, está siendo cuestionada debido a sus repercusiones negativas en las relaciones comerciales internacionales.

La expansión de la capacidad manufacturera de China, especialmente en sectores como los vehículos eléctricos y las energías renovables, ha generado preocupaciones tanto dentro como fuera del país. Los autores señalan que estas políticas podrían socavar la competitividad de otras economías y conducir a conflictos comerciales más profundos a nivel global.

En respuesta a estas políticas, varios países han comenzado a tomar medidas más agresivas, desde investigaciones antidumping hasta llamados para que China considere el impacto de sus exportaciones en el mercado internacional. Este aumento de las tensiones comerciales no solo afecta las relaciones de China con economías avanzadas, sino que también está tensando los lazos con otros miembros del BRICS.

En última instancia, Rosen y Wright advierten que China corre el riesgo de enfrentarse a restricciones comerciales cada vez más estrictas por parte de gobiernos extranjeros si no aborda de manera efectiva sus desequilibrios económicos internos. Este enfrentamiento podría ser el catalizador necesario para que China tome en serio las reformas estructurales, tanto por su propio bienestar económico como para evitar una ruptura irreversible en el comercio mundial.

En resumen, el análisis de Rosen y Wright destaca la urgente necesidad de que China implemente reformas sustanciales para garantizar su propia estabilidad económica y preservar las relaciones comerciales globales. La falta de acción podría llevar a consecuencias significativas tanto para China como para el resto del mundo.

Opinion    
Mundo    
Noticias    
Compartir: