Lo último |

La Paz |

Santa Cruz

 25 Abril

Imagen modal
https://www.facebook.com/capodarte.dumond.venturamall
https://www.facebook.com/Maudashoes




Los bebés de madres bilingües poseen patrones cerebrales únicos

Una investigación liderada por Sonia Arenillas-Alcón, del Brainlab - Grupo de Investigación en Neurociencia Cognitiva de la Universidad de Barcelona, reveló que los bebés nacidos de madres bilingües muestran patrones de actividad cerebral únicos cuando se exponen a sonidos similares al habla, en comparación con aquellos cuyas madres son monolingües.

El estudio, publicado en una revista internacional, analizó a 131 neonatos sanos, divididos en dos grupos según el uso lingüístico de sus madres durante el último trimestre de gestación (monolingüe; bilingüe). Se utilizó la respuesta de seguimiento de frecuencia (FFR), un potencial evocado auditivo que refleja la complejidad espectrotemporal de los sonidos del habla, para realizar un seguimiento.

Los resultados mostraron que los neonatos expuestos prenatalmente a ambientes bilingües exhibieron una mayor sensibilidad a un rango más amplio de frecuencias del habla, sin generar una respuesta particularmente fuerte en ninguna de ellas, en comparación con los expuestos a un único idioma.

Esto indica que los bebés de madres bilingües son más sensibles a ambas lenguas nativas desde el nacimiento, y muestran preferencias igualitarias por ambas lenguas. La investigación sugiere que la experiencia prenatal con múltiples idiomas podría influir en el desarrollo de habilidades cognitivas en estos bebés.

Un estudio previo también reveló que los cerebros de los recién nacidos ya están configurados para percibir y aprender el idioma que más han escuchado durante su gestación. Esta evidencia sugiere que la experiencia prenatal es fundamental para establecer una base para la percepción auditiva y del habla en los bebés.

A través de técnicas no invasivas como la electroencefalografía (EEG), se examinaron los patrones de actividad cerebral en bebés de distintas edades, lo que permitió constatar que la arquitectura cerebral presente en adultos con experiencia lingüística se encuentra en cierta medida en el cerebro de los recién nacidos.

Mundo    
Compartir: