Lo último |

La Paz |

Santa Cruz

 15 Julio

Imagen modal
https://linktr.ee/beicruz
https://www.facebook.com/capodarte.dumond.venturamall




Ni Mbappé ni Dembelé ni Rabiot...

La selección de Francia no funcionó este martes en la semifinal de la Eurocopa 2024 contra España ni colectiva ni individualmente, en el suspenso casi general que alcanzó a Kylian Mbappé, sin máscara, pero inconstante, más allá de su centro en el 0-1 de Randal Kolo Muani, entre la desaparición posterior, casi sin ocasiones.

  • Maignan (5): No alcanzó la parábola de 102 kilómetros por hora, desde 25 metros, con 6 rotaciones por segundo, de Lamine Yamal, cuyo fantástico golpeó lo sobrepasó. Su segundo gol en contra en el torneo. El tercero fue de Dani Olmo. En menos de media hora recibió el doble de tantos que en los 480 minutos anteriores. Sin culpa en los goles, sin méritos en nada más.

  • Koundé (4): Elogiado por su momento, pendiente de la anticipación ante Nico Williams, el lateral derecho se marcó el 2-1 en propia puerta. El tiro de Dani Olmo ya había superado el tiro a Maignan cuando intervino con su pierna, de forma fallida. El remate del español estaba en el filo de ir fuera o dentro.

  • Él cambió decisivamente la trayectoria. Un borrón que marcó su encuentro, aunque después fue firme contra Nico Williams. Lo controló bien.

  • Upamecano (5): El central del Bayern Múnich se sostuvo atrás, sin alardes, pero sin complicaciones. En el segundo tiempo, ya en tareas ofensivas, falló un remate claro para el 2-2 en un centro al área al segundo palo.

  • Saliba (3): Afianzado en la Eurocopa 2024 como titular con Francia, cuando nunca antes lo había sido tan consolidado, al central de 23 años se le notó cuando sube el nivel del rival. Empleado en la salida del balón, se sintió apurado en las tareas defensivas, con el despeje de cabeza en el 2-1 que le dejó el balón en el área a Dani Olmo. Le faltó contundencia.

  • Theo Hernández (3): Irreconocible en toda la Eurocopa, su partido de semifinales siguió el mismo camino. En ataque, su mayor fortaleza, casi ni apareció. Y, cuando lo hizo, fue impreciso, dentro de la confusión que promueve su trepidante velocidad, pero también su falta de calma. Le dio demasiado espacio a Yamal por momentos. Y dispuso de una ocasión que malgastó con un mal tiro, ya en el tramo final, que podría haber sido la igualada.

  • Kanté (4): El mejor jugador del partido en las dos primeras citas de Francia en esta Eurocopa ha bajado visiblemente su nivel. También ha crecido el de los rivales. Tarde en los lances, superado en las segundas jugadas, el partido contra España evidenció que ya no es el jugador insuperable en el medio campo de otros tiempos. Creció con el paso de los minutos, sobre todo en el segundo tiempo, más presente y más insistente... Y finalmente reemplazado por Deschamps para dar un giro al encuentro con 2-1. Fue sustituido por Griezmann en el minuto 62.

  • Tchouaméni (3): Consolidado como medio centro en los anteriores duelos, titular por quinto partido seguido e indispensable para Deschamps, el segundo gol de España lo deja en mal lugar. Lo sorteó Dani Olmo dentro del área, sin enterarse del quiebro. Amonestado en el minuto 60 por una entrada sobre Morata, no logró detener las rápidas transiciones de España. Ni proyectarse al ataque. Suspendió.

  • Rabiot (3): Su retorno al once era previsible. Otro hombre dijo para el técnico francés en esta Eurocopa, aunque todavía necesita más de él Francia. Él maneja el ritmo de su equipo con el balón, por momentos demasiado lento, sin capacidad de sorpresa. Provocó la amarilla a Navas, conectó bien al inicio, pero también permitió demasiado espacio a Yamal para su golazo. Ante sus ojos, con hechos, Yamal respondió a sus palabras en la víspera. Fue cambiado en el minuto 62 por Camavinga.

  • Dembélé (4): Su irrupción en el segundo tiempo contra Portugal lo recondujo al once de Deschamps, en el que había perdido el sitio. Incluso este martes, con Griezmann de inicio en el banquillo. Un plus de confianza para el extremo del París Saint Germain, que mostró detalles, algún regate, pero se quedó en nada. Un centro suyo lo paró Unai Simón. Lo intentó. No logró nada. Veloz y agil, también fue impreciso y, por momentos, caótico. Fue cambiado en el minuto 79 por Giroud.

  • Kolo Muani (6): El gol que provocó ante Bélgica en los octavos de final lo ha dado una posición como titular que antes ni intuía. Lo fue ante Portugal y repitió ante España, por encima en la elección de Marcus Thuram. Devolvió la convicción de Deschamps con el cabezazo del 0-1 en el minuto 8. Toda la eficacia que faltó antes en el torneo la subsanó a la primera ocasión. No fue suficiente. Fue cambiado en el minuto 62 por Barcola.

  • Mbappé (4): Por primera vez sin máscara después de la fractura de nariz sufrida hace 22 días frente a Austria, con toda la liberación que eso debería suponer para el atacante, se quedó en una asistencia de gol en el 0-1 y en poco más el líder de Francia, reducido algún regate trompicado y un tiro a las manos de Unai Simón en el resto del partido. Por debajo de su nivel, como en toda la Eurocopa. Decepcionó por todas sus tremendas cualidades. Su último fallo fue el enésimo ejemplo de su triste torneo.


  • Griezmann (4): Suplente diez años después en dos encuentros de una fase final como el reflejo de su gris momento con Francia, Deschamps recurrió a él en el minuto 62 para incluirlo en el medio campo con 2-1 en contra. No cambió el encuentro como podrían suponer sus cualidades. Sólo remató de cabeza alto. No dio un centro peligroso.

  • Camavinga (6): Titular ante Portugal, por la baja de Rabiot, regresó al banquillo de inicio pero entró a la hora del duelo por el centrocampista del Juventus, entre las necesidades de Francia, con un 2-1 en contra. Muy presente en el juego, preciso, bien, dio otro aire al medio campo de Francia.

  • Barcola (6): El joven extremo de 21 años del París Saint Germain también fue uno de los primeros recursos desde el banquillo para Deschamps, que le dio recorrido junto a Griezmann y Camavinga a partir del minuto 62. Desbordó e insistió.

  • Giroud (s.c): El máximo goleador de Francia fue el recurso final de Deschamps para rebuscar el tanto del empate. Entró por Dembele en el minuto 78. No dispuso de ningún remate.

Deportes    
Mundo    
Compartir: