Lo último |

La Paz |

Santa Cruz

 15 Julio

Imagen modal
https://www.facebook.com/sportline.bol
https://bit.ly/ElCedroVallecito




Pixar rechaza la tendencia de realizar Live-Actions de sus películas

El jefe del estudio descarta la idea de adaptar sus filmes animados con actores reales, manteniendo su compromiso con la originalidad.

Pete Docter, director creativo de Pixar, ha dejado claro que el estudio no tiene planes de seguir la tendencia de transformar sus películas animadas en versiones live-action con actores de carne y hueso, como han hecho otras compañías. Esta postura se mantiene a pesar de una creciente campaña de fans en redes sociales que pedían una versión en live-action de "Ratatouille" protagonizada por Josh O’Connor, conocido por su papel en "The Crown".

“No, y esto podría afectarme negativamente al decirlo, pero me molesta un poco”, declaró Docter en una entrevista. “Me gusta hacer películas originales y únicas. Hacer un remake no me resulta atractivo personalmente”.

Docter subrayó que muchos de los mundos creados por Pixar no se traducen bien al live-action sin perder su esencia. "Hacer una película en live-action sobre una rata sería complicado", explicó. "Mucho de lo que creamos solo funciona por las reglas del mundo (animado). Si tienes a un humano entrando en una casa que flota, tu mente piensa, ‘Espera un momento, ¿cómo es posible que las casas puedan flotar con globos?’ Pero si es un personaje de caricatura, lo aceptas".

Mientras que Disney, la compañía matriz de Pixar, ha lanzado más de 20 remakes en live-action de sus clásicos animados, títulos como "La Sirenita", "La Bella y la Bestia" y "Aladino", Pixar ha preferido centrarse en historias originales y secuelas. Docter mencionó que su estrategia ideal es encontrar un equilibrio entre ambos tipos de contenido.

“Es difícil. Todo el mundo dice, ‘¿Por qué no hacen cosas más originales?’ Y luego, cuando lo hacemos, la gente no va a verlas porque no las conoce”, argumentó Docter. “Con las secuelas, la gente piensa, ‘Oh, he visto eso. Sé que me gusta.’ Las secuelas son muy valiosas de esa manera”.

Desarrollar secuelas que mantengan la misma emoción y originalidad de las películas originales es un desafío significativo. “Por otro lado, son casi más difíciles que las originales porque no podemos repetir la misma idea nuevamente. Tenemos que desarrollarlas de maneras que la gente no lo vea venir”, añadió.

Una de esas secuelas es "Intensamente 2" (Inside Out 2), dirigida por Kelsey Mann, que sigue a Riley Andersen, ahora con 13 años, enfrentando la complicada fase de la adolescencia. La película presenta nuevas emociones como Ansiedad, Envidia, Aburrimiento y Vergüenza, que reflejan los conflictos internos que Riley deberá superar en su camino hacia la madurez.

La nueva película de Pixar está en cines desde el jueves 13 de junio y su desempeño será crucial para determinar los próximos pasos del estudio. “Si no le va bien, creo que tendremos que repensar radicalmente cómo manejamos nuestro negocio”, concluyó Docter.

Espectáculos    
Compartir: