Lo último |

La Paz |

Santa Cruz

 13 Julio

Imagen modal
#
https://www.facebook.com/capodarte.dumond.venturamall




Rescate de rehenes Israelíes en Gaza: Detalles del plan secreto y el “muro de fuego”

Los rumores de un intento de motín en el Centro Penitenciario de Chonchocoro del departamento de La Paz han sido oficialmente descartados por la Dirección General de Régimen Penitenciario, que aclaró que solo se trató de una “gresca entre los privados de libertad”. Según el comunicado oficial, la situación fue controlada rápidamente y no hubo armas involucradas.

Este es un informe basado en una docena de entrevistas con militares, familiares de los cautivos y testigos palestinos, que permitió reconstruir la operación que liberó a Noa Argamani, Almog Meir Jan, Andrey Kozlov y Shlomi Ziv. Estos rehenes habían sido secuestrados por Hamas en una fiesta electrónica el 7 de octubre.

Era una ajetreada mañana de fin de semana en el mercado del campo de refugiados de Nuseirat, recuerda Osama Abu Asi. Los combates se oían a lo lejos, pero no ahuyentaban a los compradores, que examinaban con atención las pocas bolsas de harina y azúcar disponibles. Abu Asi dijo que no sabía que cerca de allí, en un apartamento situado un piso por encima de la calle, se encontraba una joven conocida mundialmente, vista por última vez en un video viral entrando en Gaza a lomos de una motocicleta el 7 de octubre, gritando: “¡No me maten!”.

Esa joven era Noa Argamani, una de los 250 rehenes israelíes cautivos de Hamas. Su 245º día de cautiverio comenzó como cualquier otro hasta que, poco después de las 11 de la mañana, oyó golpes en la puerta y gritos. De repente, la habitación se llenó de soldados israelíes. “Te están rescatando”, gritaban en hebreo.

“Simplemente vinieron, así sin más”, contó Argamani, de 26 años, a su íntimo amigo Yan Gorjaltsan horas después. La operación de rescate del sábado, que liberó a cuatro rehenes israelíes y mató a más de 270 palestinos según las autoridades sanitarias de Gaza, fue uno de los episodios más dramáticos y mortíferos de la guerra de Israel contra Hamas. Este relato se basa en más de una docena de entrevistas con antiguos y actuales oficiales militares israelíes, familiares de rehenes y testigos palestinos, así como en el análisis de imágenes de vídeo verificadas.

Argamani y otros tres rehenes israelíes fueron extraídos del centro de Gaza y reunidos con sus familias en una compleja operación a plena luz del día que involucró a miles de soldados, técnicos y analistas. La planificación comenzó en estricto secreto y se construyeron maquetas de los dos edificios para que las tropas ensayaran en ellas, reflejando los preparativos de los comandos israelíes antes de su famoso rescate en Entebbe (Uganda) en 1976.

Durante semanas, miembros de Yamam, una unidad especial antiterrorista; Shin Bet, la agencia de seguridad interna del país; y las FDI ensayaron una y otra vez para una misión poco habitual a la luz del día. “Entendimos que en esos apartamentos con esos guardias, el día sería la sorpresa definitiva”, dijo el contralmirante Daniel Hagari, portavoz de las FDI.

Finalmente, el jueves, los militares estaban listos para actuar. Se canceló una reunión del Gabinete de Seguridad para evitar filtraciones, según un funcionario israelí. El Primer Ministro Benjamin Netanyahu se reunió esa noche con un pequeño grupo de altos dirigentes de seguridad para dar luz verde al plan.

La operación se ejecutó sin contratiempos iniciales hasta que la incursión de los comandos se convirtió en un tiroteo con los militantes. El ejército israelí respondió con un asalto aéreo masivo sobre las abarrotadas calles de Nuseirat. Las bombas seguían cayendo y las calles resonaban con gritos, dijo Abu Asi, describiendo la escena como “el día del juicio final”.

A pesar de la complejidad y los riesgos, la misión fue un éxito, liberando a los rehenes y llevándolos de regreso a la seguridad.

Mundo    
Noticias    
Compartir: