Lo último |

La Paz |

Santa Cruz

 15 Julio

Imagen modal
https://www.facebook.com/Maudashoes
#




Un oso negro mató a una mujer en su casa en el primer ataque fatal de este tipo en California

Patrice Miller, presentaba señales de haber sido mutilada por el animal

Una tragedia sin precedentes sacude la tranquila comunidad de Downieville, Condado de Sierra, Estados Unidos, tras el fatal ataque de un oso negro que cobró la vida de una mujer de 71 años, identificada como Patrice Miller. El descubrimiento del cuerpo de Miller en su propia residencia ha marcado el primer incidente mortal de este tipo en California, dejando a las autoridades y a los residentes conmocionados y en alerta máxima.

La investigación oficial revela que Miller presentaba evidentes signos de mutilación causada por el animal. El informe de la autopsia corroboró que la causa de su muerte fue el resultado de un golpe o mordedura en el cuello propinado por el oso. El sheriff Mike Fisher, al comentar sobre el trágico suceso, señaló el inusual carácter del incidente, destacando que el mismo representa un caso sin precedentes en el contexto de los ataques de osos en California.

El descubrimiento del cuerpo de Miller se produjo después de que las autoridades fueran llamadas para realizar un control de bienestar en su hogar. Al llegar, los oficiales encontraron evidencia de la presencia de un oso en la zona, incluyendo una puerta rota y rastros de excremento de oso en el porche. Esta serie de indicios indicaba claramente que el oso había estado merodeando por la propiedad durante varios días antes del fatídico encuentro.

Peter Tira, vocero del Departamento de California de Pesca y Vida Silvestre, hizo hincapié en el comportamiento de los osos negros en relación con la presencia humana. Mientras que estos animales no suelen representar un peligro, la asociación de los entornos humanos con fuentes de alimento puede llevarlos a perder su temor natural hacia las personas, volviéndolos más audaces en sus interacciones. El sacrificio del oso implicado en el ataque, confirmado mediante análisis de ADN, subraya la necesidad de medidas preventivas por parte de la comunidad para evitar futuros incidentes de este tipo.

Desde el trágico suceso, las autoridades han instado a los residentes de Downieville a mantener cerradas sus puertas y ventanas durante la noche, así como a retirar cualquier fuente de alimento del exterior para evitar atraer a los osos.

Mundo    
Compartir: