Apuntan a un miembro de la Policía como el responsable de suministrar la granada de gas en Potosí

«El Púas» sería un conocido del principal sospechoso del atentado en la Universidad Tomás Frías y dirigente estudiantil, Mauricio Quintanilla. El Ministerio de Gobierno espera el informe del Comandante Jhonny Aguilera

El dirigente estudiantil y principal sospechoso del atentado en la Universidad Autónoma Tomás Frías (UATF), Mauricio Quintanilla, habría adquirido la granada de gas lacrimógeno de una persona conocida como ‘El Púas’. El implicado sería miembro de la Policía Boliviana.

«La investigación seguro va a arrojar quién es esta persona. Lo único que han dicho (en la audiencia) es que (quien suministró la granada) era un funcionario de la Policía. Es alguien que tiene relación con la Policía«, indicó a EL DEBER la delegada defensorial de Potosí, Vilma Martínez, quien participó en la audiencia de medidas cautelares.

Ante las consultas de la prensa sobre el vínculo de «El Púas» con la Policía, el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, dijo que las investigaciones en la Villa Imperial continúan y está a la espera de un informe oficial del comandante General de la Policía, Jhonny Aguilera.

Durante las investigaciones se reveló que el número de serie del artefacto había sido «lijado» por eso no se podía determinar si pertenecía al Ejército o a la Policía.

El 11 de mayo, las autoridades encontraron un vehículo plomo marca Suzuki, de propiedad de  Ariel Quispe, de 40 años, que habría sido utilizado el 8 de mayo para «conspirar» el atentado.

«Hemos encontrado el vehículo plomo marca Suzuki en el cual estos individuos se habrían reunido previamente y que indudablemente, nosotros denominamos, es el momento y lugar donde conspiraron», detalló la autoridad.

Milton Fuentes Apaza (35), Juan Quispe Guzmán (40), Manfred Flores Canaza(25) y Mauricio Quintanilla Rojas (26) fueron detenidos de forma preventiva por los delitos de homicidio, lesiones graves y leves, tenencia y porte o portación ilícita y tráfico ilícito de armas

Los imputados están vinculados al atentado con una granada de gas en la asamblea estudiantil celebrada el lunes y donde fallecieron cuatro universitarias durante la estampida que se produjo a causa del estallido de una granada de gas de triple acción.

Aún hay 12 víctimas hospitalizadas, dos se encuentran en estado grave y serán sometidas a operaciones.

Presumen que los motivos principales era hacer fracasar la asamblea y de este modo evitar la renovación de la Federación Universitaria Local (FUL) de Potosí, y en consecuencia demorar el Congreso de Universidades.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post