Atención: estas son las estafas más comunes en Instagram

 Atención: estas son las estafas más comunes en Instagram

Con el paso de los años Instagram se ha convertido en una de las redes sociales más importantes del mundo, siguiendo los pasos de su “app madre”, Facebook, y de la plataforma de videos más famosa del mundo, YouTube.

De acuerdo con el informe Digital 2021, elaborado por We Are Social y Hootsuite, Instagram se posiciona como la cuarta red social con mayor número de usuarios registrados en su plataforma, con más de 1.220 millones, por detrás de Facebook con 2740 millones, YouTube (2291 millones), WhatsApp (2 mil millones) y Facebook Messenger (1300 millones).

Atención: estas son las estafas más comunes en Instagram - Infobae

Sin embargo, entre más popularidad adquiere una plataforma de este estilo, más sensible se convierte en cuanto a ataques a la seguridad de sus usuarios se refiere. Por supuesto, el número de personas conectadas con las que cuenta Instagram actualmente, es una situación atractiva para los ciberdelincuentes que ven como una opción potencial efectuar sus ataques.

Por esto, Infobae da a conocer algunas de las estrategias de estafa más comunes dentro de Instagram, para que pueda prevenir cualquiera de estas en caso de que se presenten durante su navegación en esta red social.

Phishing

El phishing es un tipo de ciberataque que consiste en suplantar la identidad de una persona o compañía, en este caso Instagram, por medio de un e-mail que llega a su correo electrónico, en el que se le alerta de un supuesto problema relacionado con su cuenta dentro de la plataforma. Así, por medio de un enlace adjunto al mensaje principal, los ciberdelincuentes hacen que la persona acceda a una página muy similar a la de Instagram, ofreciendo, sin que el usuario lo sepa, los datos de acceso como usuario y contraseña, a los estafadores.

Atención: estas son las estafas más comunes en Instagram

Cuentas clonadas

Otro de los ataques más comunes a la seguridad en Instagram es la clonación de cuentas, una problemática que afecta a todas las redes sociales por igual. En este caso, el modus operandi consiste en robar la identidad de una persona y crear una cuenta alterna a la oficial para así hacerse pasar por dicho usuario. De esta forma, el delincuente (que tiene el poder de la cuenta clonada), podría hacer pensar a su víctima que la cuenta legítima de su familiar o amigo ha sido robada y que durante este falso acto ilegal los ladrones limpiaron las cuentas bancarias de la persona, haciendo que la víctima crea en la historia y acceda a dar un poco de dinero para contrarrestar “la pérdida”.

¿Cuenta verificada?

Los ciberdelincuentes también suelen aprovechar la “sed” de las personas por obtener la verificación de sus cuentas en Instagram: un símbolo azul que aparece al lado de sus nombres y que demuestra que el usuario es una persona real además, de influyente e importante dentro de la red social.

¿Vendedores o delincuentes?

Por último, solo queda hablar de las estafas presentes en los acuerdos comerciales dentro de Instagram. Muchas veces se crean cuentas empresariales en esta plataforma con las que se pretende robar a las personas, por medio de promesas de productos excelentes a precios muy bajos. No obstante, cuando se transfiere el dinero, este se esfuma, pues simplemente nunca llegará el producto deseado. El trabajo de los delincuentes está hecho y la persona se convirtió en una víctima más.

Fuente: Infobae

Comentar

PAT Digital

Related post