Barcelona fue una sinfonía en el Diego Maradona

 Barcelona fue una sinfonía en el Diego Maradona
Barcelona

El equipo que dirige Xavi Hernández derrotó este jueves al Nápoles por 4-2. El partido correspondió a la vuelta de los play off para acceder a octavos de final de la Europa League.

El Barcelona ganó 4-2 en el campo del Nápoles, este jueves en la vuelta de los play-off de acceso a octavos de la Europa League, para meterse en la siguiente fase del torneo continental.

El Barça se adelantó con los goles de Jordi Alba (8) y Frenkie de Jong (13), Lorenzo Insigne redujo distancias de penal (23), pero Gerard Piqué (45) y Pierre-Emerick Aubameyang (59) cerraron la victoria azulgrana, haciendo inútil el tanto final de Matteo Politano (87).

Los barcelonistas se impusieron 5-3 en el global de la eliminatoria tras el 1-1 de la ida en la capital catalana.

El Barça volvió a dominar a su rival este jueves en el Diego Armando Maradona napolitano, pero esta vez encontró la pegada que le faltó en la ida en el Camp Nou. 

Justo antes del comienzo del encuentro, los dos equipos sostuvieron una pancarta con el lema «Stop War» (Paren la guerra).

Tras el gesto de protesta, el balón empezó a rodar en el estadio napolitano y el Barcelona se hizo pronto con las riendas del encuentro.

Los azulgranas se lanzaron a una intensa presión adelantada, que dificultó mucho la salida del Nápoles y permitió a los visitantes recuperar muchos balones cerca del área del portero Álex Meret.

Los barcelonistas se adelantaron pronto en una rápido contraataque cuando Adama Traoré puso un balón para el remate de Jordi Alba, solo ante el portero rival (8).

Frenkie de Jong soltó un disparo desde la frontal que se coló por la escuadra (13) poniendo muy de cara el encuentro y la eliminatoria.

El Nápoles sufría para superar la presión azulgrana y tratar de conectar con Victor Osimhen, el hombre más desequilibrante de los napolitanos.

– Insigne recorta distancias –

El nigeriano propició el penal que transformó Insigne (23), tras ser derribado en el área por Marc-André Ter Stegen.

El Nápoles recortaba distancias, pero el Barcelona seguía con su plan martilleando arriba con las internadas de Adama, Ferran Torres y los disparos de Pierre-Emerick Aubameyang.

El acoso azulgrana tuvo un nuevo premio al filo del descanso, cuando Piqué agarró un balón en el área para soltar un disparo cruzado que dio en el palo y se coló en la portería napolitana (45).

El Nápoles trató de dar un paso adelante y sacudirse la presión azulgrana, pero el Barça siguió manteniendo el control de la pelota.

Barcelona fue una sinfonía en el Diego Maradona

Los locales apenas lograban conservar la posesión del balón, que perdían rápidamente ante el acoso rival.

El equipo catalán siguió percutiendo por la derecha por donde aparecía Adama para poner balones al área.

El extremo azulgrana puso un centro que dejó pasar Frenkie de Jong, para un remate franco de Aubameyang que supuso el 4-1 (59).

El delantero gabonés aún pudo aumentar la cuenta de su equipo en un mano a mano que perdió con Meret (65).

Apoyado en el marcador, el técnico azulgrana Xavi Hernández movió el banquillo para refrescar su equipo y seguir manteniendo el control del partido.

El Nápoles sólo lograba llevar peligro al área de Ter Stegen en acciones a balón parado y en alguna carrera de Osimhen, que a punto estuvo de marcar el segundo de su equipo con un disparo cruzado que se fue fuera por muy poco (71).

En el último cuarto de hora, el Nápoles lo intentó con más corazón que cabeza sin lograr variar el resultado a pesar del tanto marcado por Politano (87).

Fuente: Diez – El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post