Cerro Porteño, undécimo club de Martins en el exterior

 Cerro Porteño, undécimo club de Martins en el exterior
Cerro Porteño

El atacante boliviano solo jugó en el país en Oriente Petrolero. Después lo hizo en clubes de Brasil, Europa y Asia.

Marcelo Martins Moreno jugará en los próximos dos años en el undécimo club del exterior en lo que va de su carrera deportiva, que la empezó el 2003 en Oriente Petrolero cuando apenas tenía 16 años.

Tras desvincularse del equipo refinero en el 2004 fichó en el club brasileño Vitoria de Bahía, que lo terminó de formar y lo transfirió el 2007 al Cruzeiro.

El equipo de Belo Horizonte pasó los mejores momentos de su carrera, ya que con la camiseta de la Raposa fue el goleador de la Copa Libertadores el 2008 con ocho anotaciones.

La gran efectividad que demostró en el máximo torneo de la Conmebol, Cruceiro lo transfirió al Shakhtar Donest de Ucrania, que pagó 13 millones de dólares por el ariete boliviano.

Con el equipo ucraniano, Martins fue campeón de la Copa UEFA, logro que después lo hizo recorrer Europa al jugar en el Werder Bremen de Alemania (2009) y después en el Wigan de Inglaterra (2010).

Tras esa experencia en tierras europeas, el Flecheiro volvió a Brasil para jugar primero en Gremio y después en Flamengo. Su segundo retorno a Cruzeiro fue en 2014. Apenas una temporada, pero productiva para el atacante bolivano, que en 57 partidos hizo 24 goles.

Cerro Porteño, undécimo club de Martins en el exterior

El fútbol chino fue su nuevo desafío entre el 2015 y 2020. Jugó en el Changchun Yatai, Wuham Zall y en el Shijiazhuang Ever Bright.

Su cariño al Cruzeiro lo hizo encararar una tercera etapa con los azules de Belo Horizonte. No lo fue bien como en otros momentos, aunque esta vez firmó contrato en un club en crisis económica y que apuesta a volver a la primera división. No le fue bien. Entre 2020 y 2021 jugó 54 partidos y apenas marcó nueve goles.

Martins quería seguir en Cruzeiro este año y terminar su contrato. Los problemas económicos del club y una propuesta con rebaja económica de su salario lo llevaron a aceptar el reto de jugar en Cerro Porteño de Paraguay.

Fuente: Diez – El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post