Cocaleros de Yungas crean comité y esperan reiniciar diálogo con el Gobierno

 Cocaleros de Yungas crean comité y esperan reiniciar diálogo con el Gobierno
Cocaleros de Yungas crean comité y esperan reiniciar diálogo con el Gobierno

Dieron un plazo hasta mañana para cerrar el punto de venta paralelo. Solo dialogarán con el ministro del área. Los vecinos de Villa El Carmen temen por su seguridad y piden a las autoridades dar soluciones

Los cocaleros de base rebasaron a sus dirigentes y decidieron conformar un Comité de Autodefensa porque consideran que fueron burlados por el Gobierno. El grupo de socios productores elegidos por cada regional está al mando de las futuras medidas de presión contra el cierre del mercado paralelo en Villa El Carmen, de La Paz. 

La primera determinación fue dar un ultimátum al Gobierno hasta las 16:00 de mañana para el cierre del mercado paralelo de Arnold Alanes y esperan la convocatoria de las autoridades para el diálogo.

“Se determinó mandar las notas al ministerio del área y a la Presidencia para pedir el cierre inmediato de ese supuesto mercado en la calle 1 de Villa El Carmen hasta el día jueves, a las 16:00. De lo contrario, responsabilizamos al Gobierno y a sus ministros del área por la inoperancia de no poder dar solución a nuestras demandas. Cualquier cosa que pase, el Gobierno con sus ministros son responsables”, dijo el presidente del comité, César Apaza. 

Expresó que los cocaleros tienen la predisposición de dialogar, pero solo con el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzales, o el presidente del Estado, Luis Arce.

Entretanto, el Comité de Autodefensa determinó instalar una vigilia permanente mientras se espera la respuesta a su demanda.

El nueva comisión de las tres provincias está integrada por César Apaza, presidente; Rosalva Vargas, vicepresidenta; Ismael Quisberth, secretario de Actas; Alison Molina y José Salvador, secretarios de Hacienda; Eduardo Mamani y Henry Quisberth, secretario de Prensa y Propaganda; Simón Copa y María Crespo, secretarios de Conflicto.

Vecinos afectados

Ayer, martes, la zona de conflicto lució más tranquila, a diferencia del lunes cuando los disparos de las granadas de gas lacrimógeno y dinamitas hacían retumbar el suelo. Incluso, el sonido podía percibirse desde otras zonas de la ciudad.

se trasladó hasta Villa Fátima, a las instalaciones de Adepcoca, los productores se habían replegado a sus zonas luego de determinar un cuarto intermedio. Calles más arriba había calma, no hubo congestión vehicular. Incluso, ya habían salidas de la terminal de buses de Minasa.

Mientras, en la calle 1 de Villa El Carmen, la Policía aún resguardaba el puente y el mercado del dirigente Arnold Alanes. Cerca de 150 efectivos controlan la zona.
El temor es latente en los vecinos de esa zona. Ayer salieron algo temerosos, algunas mujeres con sus niños en brazos y otros tomados de la mano. “Hoy vi que ya no había conflicto y con miedo salí, me animé a salir”, dice una señora de avanzada edad.

“El lunes era bárbaro. Mi hija con su niña estaba en medio de los gases. Fue una desesperación total. Las dinamitas mueven las casas. Queremos que el gobierno haga algo, que solucione nosotros estamos en medio del conflicto”, declaró Amalia, vecina de la zona 3 de Mayo.

Roxana, otra habitante de Villa El Carmen, exigió paz porque no pueden salir a trabajar y los niños dejaron de ir a la escuela.

“Queremos dormir tranquilos, queremos ir a nuestros trabajos con la seguridad de volver a reencontrarnos con nuestros seres queridos. Nuestros hijos están asustados. Solo pedimos paz y que se cierre ese mercado de la calle 1”, sostuvo.

Para la mujer de 40 años es necesario el cierre de ambos mercados porque el conflicto se arrastra
hace años y no se soluciona.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post