Covid-19: Bolivia tendrá una sexta ola y la llegada de la endemia en 2023, según infectólogo

 Covid-19: Bolivia tendrá una sexta ola y la llegada de la endemia en 2023, según infectólogo
Covid-19: Bolivia tendrá una sexta ola y la llegada de la endemia en 2023, según infectólogo

El pico más alto de la quinta ola llegará a mediados de agosto, según las previsiones. La variante B5 será la protagonista de la siguiente ola, prevista para fin de año.

Tras poco más de dos años del inicio de la pandemia del Covid-19 a nivel mundial, el infectólogo Juan Saavedra afirma que la llegada de la endemia ya se aproxima a Bolivia. De acuerdo a las proyecciones que maneja, la quinta ola concluirá a finales de este año y con el ingreso de la nueva variante de Omicron -la B5 que se encuentra actualmente circulando- comenzará la sexta ola y al concluir en 2023 llegará la endemia.

“En Bolivia está actualmente el linaje B2 de Omicron, probablemente esto termine en unos tres meses. En Europa está circulando con gran intensidad el linaje B5, que es más infeccioso que el linaje B2, la sexta ola podría llegar a fin de año y será la última que tengamos que soportar antes de pasar a la endemia”, explicó el especialista, que estuvo en el programa “A primera hora” de EL DEBER Radio.

Al tener varios meses por delante de convivencia con el virus, Saavedra, que actualmente ocupa la presidencia de la Sociedad Boliviana de Infectología, reiteró la importancia de la vacunación para estar protegidos y evitar cuadros moderados y graves, que llegan acompañados de neumonía e infecciones respiratorias. 

En la actualidad hay dos grupos que se consideran “altamente vulnerables” porque no están inmunizados: las mujeres embarazadas, no hay datos precisos, y los menores de 4 años porque aún no hay la autorización para ninguna vacuna. En cuanto a los menores de 5 años, se ha llegado a casi un 50 por ciento que tienen las dos dosis.

Al ser consultado sobre el pico más alto de la quinta ola, el infectólogo responde que probablemente se dé en unas tres o cuatros semanas, es decir, a mediados de agosto. 

“El 60 por ciento de la población boliviana ya tiene dos dosis de la vacuna y al terminar la cuarta ola más del 60 por ciento se infectó, es por eso que hay una inmunidad híbrida y cuando vuelven a infectarse tienen cuadros leves”.

Según su criterio, las vacaciones no debieron prolongarse una semana más porque cuando regresen al colegio el nivel de transmisión comunitaria será alto. Es por ello que sugiere retomar las clases virtuales y continuar con la campaña de vacunación masiva para que los padres de familia puedan llevar a sus hijos y completen su esquema. En ese punto, advierte, que el departamento de Santa Cruz no supera las 10.000 personas vacunadas por día.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post