Creemos identifica tres vías para exportar droga con la protección de la Policía

 Creemos identifica tres vías para exportar droga con la protección de la Policía

El senador del MAS Leonardo Loza señala que las acusaciones de que los cocaleros son narcotraficantes no son nuevas. Asegura que mientras no tengan pruebas concretas todo es un show. Según Bazán, la DEA busca nexos de políticos

La agrupación Creemos, a través del diputado Erwin Bazán, denunció que el narcotráfico tiene el menos tres vías de exportación de cocaína con protección policial. Además, ubica a Chapare como el centro de operaciones y que la DEA identificó a exjefes antidroga, como Maximiliano Dávila, por el que pidieron recompensa. Aseguró que ahora la agencia estadounidense busca los nexos políticos “y eso es lo que preocupa a Evo Morales”, dijo.

La primera línea supuestamente traslada droga desde laboratorios de cristalización en parques nacionales de Santa Cruz hacia Brasil, para llegar al mercado de Europa y Estados Unidos.

La “Ruta Sur” es la segunda. Va desde Bolivia hacia Paraguay y Argentina, pero con destino final Europa, Asia y Medio Oriente.

La tercera parte desde el extremo norte de Beni y Pando, a la altura de Bolpebra. Conecta con América Central, México y Estados Unidos.

Explicó que el centro de operaciones es Chapare, desde donde sale la materia prima, que es la coca, en la mayoría de los casos convertida cocaína base o, incluso, ya purificada. El proceso químico para obtener el polvo blanco conocido como clorhidrato de cocaína se realiza en laboratorios, también conocidos como cocinas. 

El diputado de Creemos señaló al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo. Dijo que tiene la labor de “investigar e identificar aquellos narcopolicías que componen está red delictiva en Bolivia”, porque prestan protección a las tres rutas. “Pero, si no lo puede hacer, que me preste su cargo y en tres meses habrá resultados”, señaló.

El senador y dirigente cocalero Leonardo Loza (MAS) contestó que “Chapare siempre ha sido perseguido con estas acusaciones de narcotráfico. No solo ahora, sino hace décadas, desde los años 80 y 90. Para los opositores de afuera y de adentro, los cocaleros somos narcotraficantes. Hasta que nos presenten pruebas concretas es un simple show”, aseveró.

El exministro Carlos Romero, en una entrevista con este medio, señaló que los cárteles internacionales de Brasil, México y Colombia han avanzado “territorialmente”, especialmente en Santa Cruz, donde ya producen y purifican su propia cocaína. Sin embargo, se ratificó en el hecho de que no hay cárteles. Por su parte, el ministro Del Castillo ha negado todo.

Creemos identifica tres vías para exportar droga con la protección de la Policía

El diputado de Creemos señaló que en base a informes de la DEA y de Europol, se ha podido establecer que en Bolivia operan cárteles de los países que mencionó Romero. Recordó a este medio que los vínculos de los exjefes policiales René Sanabria, Óscar Nina y Maximiliano Dávila demuestran ampliamente que la Policía está involucrada en estos hechos.

El presidente Luis Arce está “indignado” por los escándalos que involucran a efectivos de la Policía Boliviana, según comunicó este miércoles su vocero, Jorge Richter, en declaraciones a la prensa. “El presidente ha visto y ha recibido todo esto con indignación, por supuesto que no cae bien ni hace gracia que autoridades o altos niveles de la Policía Boliviana estén mostrándole a los bolivianos este tipo de situación”, dijo el portavoz.

Altos jefes del verde olivo son acusados de comercializar motorizados que fueron internados ilegalmente al país, a eso se suma la denuncia que realizó el jefe del MAS, Evo Morales, sobre el operativo antinarcótico frustrado en Valle Sacta (Cochabamba).

Bazán denunció que, según los datos, “a Dávila se lo vio en Beni, días después, partió un cargamento rumbo a EEUU interceptado en Paraguay: 431 kilos de droga, unos $us 3 millones”.

Para la DEA, “Dávila es un reo rematado. Lo que ellos están buscando ahora es cuáles son los nexos políticos que le daban protección. El interés de los estadounidenses es aclarar esos vínculos. Ya es insoslayable que él, Sanabria y Nina, convertidos en capos del narcotráfico fueron altos mandos policiales de la gestión Evo Morales. ¿Por qué eso le preocupará tanto, no?”, apuntó.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post