Cusicanqui y Martha Oviedo logran salir luego de permanecer varios minutos retenidos por diputadas de oposición

 Cusicanqui y Martha Oviedo logran salir luego de permanecer varios minutos retenidos por diputadas de oposición

Ambas autoridades acudieron a explicar cómo se definió la fecha del censo. El presidente de la comisión de Constitución abandonó el espacio alegando que no había condiciones para sesionar

El ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui, y la directora del censo, Martha Oviedo, quedaron retenidos al interior de la sala de reuniones de la comisión de Constitución de la Cámara de Diputados. Luego de varios minutos lograron abandonar el espacio, mediante intervención policial.

Ambas autoridades habían acudido a explicar cómo se definió la fecha del censo. Sin embargo, cuando se instaló la sesión, el presidente de esa instancia, Juan José Jáuregui, abandonó raudamente el espacio, ante la amenaza de Creemos de cerrar la puerta y declarar trabajo por tiempo y materia.

“¡Qué trabaje! ¡Debería estar en la cárcel, por mentiroso!”, fueron alguno se los gritos de legisladoras de oposición que impidieron la salida de los dos representantes del Ejecutivo. Entre gritos no se pudo considerar con la consideración de los proyectos de ley del censo.

«Todos han podio observar que no se han dado las condiciones para realizar la sesión. Se necesitan garantías mínimas para retornar, que por lo menos garanticen tener derecho a la palabra», dijo el viceministro David Guachalla, que también quedó al interior de las instalaciones.

Se cumplen tres días de trabajo en esa instancia de la Cámara Baja. Primero se presentaron tres propuestas de norma, luego aparecieron otras tres, sumando seis, pero algunas fueron retiradas y ahora solo queda la mitad para consideración.

“Voy a ser sincero, algunas de las propuestas o artículos de las dos propuestas de oposición, adolecen de muchas falencias con relación al cumplimiento de la Constitución”, había alertado Jauregui antes de comenzar la reunión.

Los gritos estridentes de las legisladoras depararon en amagues de enfrentamiento. Personal de la Policía Boliviana llegó a puertas de los ambientes, para evitar agresiones, mientras que el ministro permanecía dentro, esperando que se calmen los ánimos.  

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post