Debate en el Concejo Municipal cruceño al evaluar el paro por el Censo

 Debate en el Concejo Municipal cruceño al evaluar el paro por el Censo

Momentos de tensión marcaron la sesión ordinaria N°033-034 del Concejo Municipal de Santa Cruz de la Sierra, que se llevó a cabo la mañana de este viernes en el coliseo Las Orquídeas del Plan Tres Mil al tratar la temática del paro departamental en rechazo a la postergación del Censo. Los concejales opositores acusan a la bancada del MAS de llevar barras para causar desorden.

La sesión se inició como cualquier otra tratando la correspondencia del día; no obstante, los ánimos empezaron a caldearse cuando la vicepresidenta del Concejo, Lola Terrazas, de Comunidad Autonómica (C-A), tomó la palabra y empezó a relatar el momento de temor que sufrió junto a su colega Noemy Centellas tras darse cuenta que estaban siendo perseguidas por un funcionario de la Secretaría de Administración y Finanzas mientras tomaban un café.

Esto ocurrió un día después de exponer que grupos de personas ajenas al Gobierno Municipal dormían en el edifico central de la Alcaldía y traían consigo explosivos. Las concejalas sentaron una denuncia por este tema; sin embargo, esta mañana puso en conocimiento del Concejo que la Fiscalía dijo que “tomar fotografías no era delito”.

Otro momento de tensión fue cuando el concejal de C-A, Juan Carlos Medrano, recordó que fue víctima de agresiones de grupos de choque liderados por autoridades del Gobierno nacional, como el ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, e incluso por su colega concejal José Quiroz (MAS).

“Estos ataques y más aún la bajeza de esta gente que defendía la línea del MAS han dañado la institucionalidad, incluso había gente de este Concejo Municipal. Yo creo que es muy importante dejar el enfrentamiento, creo que se debe trabajar sobre bases de coordinación”, expresó Medrano en medio de los gritos del público que rechazaban su postura.

Respondiendo a su alusión, el concejal del MAS, José Quiroz, dijo que “me daría vergüenza decir como concejal que estaba en los puntos de bloqueo coartando el derecho al trabajo” y que lo que se vivió el lunes y el martes fue un “paro obligado a punto de palo y matonaje”.

“La población quiere trabajar porque la Gobernación y el Comité Cívico no nos representan, no digan que están luchando por Santa Cruz, no queremos que luchen por Santa Cruz, déjennos trabajar, no queremos los llunkus que hablen a nombre de Santa Cruz porque no nos representan”, añadió Quiroz.

En la misma línea, la concejala del MAS, Rosario Callejas, arremetió contra el presidente del Concejo, Israel Alcócer, quien fue visto en un punto de bloqueo durante el paro de 48 horas, pese a pertenecer a UCS, partido de Jhonny Fernández, que abiertamente rechazó la medida de presión.

“Muy decepcionada de mis colegas concejales y de usted presidente por acatar un paro donde matan de hambre a las familias humildes. No podemos permitir todos estos atropellos. Nadie quiere estar echado en su casa, todos necesitamos trabajar”, remarcó Callejas.

En su turno, Alcócer, quien en varias ocasiones amenazó con finalizar la sesión debido a los gritos y abucheos del público al que acusan de ser llevado por los concejales del MAS, se solidarizó con el alcalde Jhonny Fernández por el atentado en su domicilio y con las concejalas de C-A por la persecución que sufrieron.

“Debemos tener el respeto y la tolerancia para las personas que paran, que no paran, que asumen una posición o no, aquí lo que queremos es un censo y parece que lo estamos desvirtuando”, finalizó.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post