Lo último |

La Paz |

Santa Cruz

 15 Julio

Imagen modal
https://www.facebook.com/ElectroVidaByDaher
https://www.facebook.com/SkechersBO




Canes adiestrados cumplen su labor en Bolivia

El Centro Internacional de Operaciones Caninas (CIOC K-9) de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), con sede en El Paso, Cochabamba, lleva 46 años adiestrando perros para la detección de sustancias controladas.

Actualmente, el centro no solo se enfoca en drogas, sino también en explosivos y divisas, y tiene planes para incluir la búsqueda de cadáveres y la canoterapia en su programa de entrenamiento.

El director del CIOC K-9, Jimmy Quiroga Rivero, explicó que los canes adiestrados poseen un olfato extremadamente desarrollado, con más de 300 millones de células olfativas, a diferencia de los humanos que tienen alrededor de 5 millones.

Esta capacidad les permite asociar y discriminar olores, lo que es esencial para detectar drogas, explosivos y divisas.

"El perro puede distinguir olores incluso cuando están mezclados, como en el caso de las drogas donde a menudo intentan ocultarlas con naftalina o perfume", señaló Quiroga.

Para entrenar a un perro en la detección de explosivos, se requiere un mayor control del animal. David Chura, sargento segundo e instructor en el centro, explicó que el entrenamiento de los canes detectores de droga se realiza utilizando un juguete impregnado con el olor de la sustancia.

"El juguete no se mezcla directamente con la droga; en cambio, se deja cerca de la sustancia para que el olor se transfiera al juguete.

El perro busca su juguete y, al encontrarlo, detecta la droga", detalló Chura.

Los canes adiestrados en el CIOC K-9 actualmente trabajan en aeropuertos internacionales y en la Casa Grande del Pueblo, donde forman parte del equipo de seguridad del presidente Luis Arce.

Actualmente, el centro cuenta con cuatro perros detectores de explosivos, diez de divisas y 89 de sustancias controladas desplegados en diferentes puntos del país.

Además, más de 90 perros están en proceso de adiestramiento en el centro.

El CIOC K-9, anteriormente conocido como Centro de Adiestramiento de Canes Detectores de Droga, fue fundado el 1 de julio de 1978 en Villa Fátima, La Paz. En 2001, se trasladó a El Paso, Quillacollo, Cochabamba, con instalaciones mejoradas.

El centro también ofrece apoyo a civiles para adiestrar a sus mascotas, promoviendo así una mejor comprensión y cuidado de los animales.

"Tanto el instructor como el animal deben sentirse cómodos cuando trabajan juntos. Ambos debemos conectarnos.

Mi persona se siente muy contenta de trabajar con los canes.

A ellos se les instruye con amor y se les recompensa con alimento cuando hacen su trabajo", comentó David Chura, instructor de canes.

"La forma de cuidar a mi mascota ha cambiado desde que asistí al curso de adiestramiento de canes.

Aquí aprendí las necesidades que el perro tiene. Además, ahora sé qué es normal para el perro y cómo debo educarlo.

Lo menos que debe hacer uno es lastimarlo", afirmó Hugo Galindo, ciudadano.

Nacional     
Policial    
Seguridad    
Compartir: