Lo último |

La Paz |

Santa Cruz

 19 Julio

Imagen modal
https://linktr.ee/beicruz
https://www.facebook.com/ElectroVidaByDaher




Modi y Putin fortalecen lazos nucleares

La reciente visita del primer ministro indio Narendra Modi a Moscú para reunirse con el presidente ruso Vladimir Putin ha marcado un fortalecimiento significativo en la relación entre ambos líderes.

Durante el encuentro, Modi y Putin discutieron la construcción de seis nuevos reactores nucleares de alta potencia en India, así como pequeñas centrales nucleares de nueva generación, según informó la agencia estatal rusa TASS.

Este desarrollo subraya la creciente cooperación nuclear entre ambos países en un contexto de sanciones occidentales contra Rusia.

La visita de Modi a Rusia, que coincidió con ataques rusos en Ucrania, no solo destaca la resiliencia de las relaciones entre India y Rusia, sino también la adaptación de estas alianzas en torno a la energía nuclear.

La elección de un automóvil eléctrico para desplazarse durante la visita refleja el interés compartido en energías más limpias, aunque el comercio de petróleo y gas sigue siendo un pilar fundamental.

La energía nuclear, libre de emisiones de carbono en su generación, se está posicionando como una solución clave para la crisis climática, y Rusia está aprovechando su experiencia en este campo para mantener su influencia global.

A pesar de las controversias en torno a la energía nuclear, la colaboración entre India y Rusia en este sector podría tener implicaciones duraderas.

La construcción de los reactores nucleares, que puede llevar años, requerirá mantenimiento regular, actualizaciones tecnológicas y un suministro constante de uranio, del cual Rusia tiene abundantes reservas.

Esta cooperación refuerza los lazos entre ambos países y destaca la capacidad de Rusia para ofrecer soluciones nucleares a nivel internacional.

El contexto geopolítico añade otra capa de complejidad a esta colaboración. Rusia, que ha perdido terreno frente a China en la tecnología renovable y está rezagada respecto a Estados Unidos en su transición energética, está apostando por la energía nuclear para mantener su posición en el mercado global.

Estados Unidos, consciente de este desafío, ha prohibido recientemente las importaciones de uranio ruso y está desarrollando su propia industria de producción de HALEU para competir en el mercado de reactores de nueva generación.

Sin embargo, ni India ni Rusia parecen estar dispuestos a renunciar a los combustibles fósiles a corto plazo.

India, uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero del mundo, sigue beneficiándose del procesamiento del crudo ruso y del comercio de petróleo y gas.

La cooperación en el Ártico, donde el deshielo está abriendo nuevas rutas marítimas, también es un área de interés mutuo.

Esta colaboración pragmática y oportunista refleja los intereses estratégicos de ambas naciones en un mundo en constante cambio.

Mundo    
Opinion    
Compartir: