Día 2 del Mundial: Inglaterra fue una aplanadora, un partido feo y de fondo el primer empate

 Día 2 del Mundial: Inglaterra fue una aplanadora, un partido feo y de fondo el primer empate

Tim Weah, de Estados Unidos, anota el primer gol para su selección, que al final terminó igualando ante Gales. FOTO: Marc Atkins/Getty Images

Día 2 del Mundial: Inglaterra fue una aplanadora, un partido feo y de fondo el primer empate

Este lunes se pudo ver a una Inglaterra aplastante sobre Irán, a la que goleó por 6-2, pero también no fue un ‘buen almuerzo’ el que brindaron Países Bajos y Senegal, que jugaron un partido flojo y aburrido hasta la recta final, cuando llegaron los goles. Y, aunque fue empate 1-1, el duelo Estados Unidos-Gales ofreció un buen espectáculo.

El día 2 del Mundial comenzó con una selección inglesa, que si es por el resultado (6-2) mete miedo a cualquiera, pero, aunque pereciera fácil, al equipo de Gareth Southgate le costó un poco abrir la cuenta, tuvo que esperar más de media hora para que Bellingham anotará el 1-0 en un partido accidentado tras un choque durísimo entre el arquero iraní con un compañero suyo que provocó su reemplazo tras una fractura en el rostro.

Después del primer gol todo fue puro festejo para los ingleses (también anotaron Saka, dos veces, Rashford, Sterling y Grealish), que dejaron clara la diferencia de la Premier League, la mejor Liga del mundo, respecto a la limitada selección iraní, que por este inicio parece ser la más débil del Grupo B, que también los integran Estados Unidos y Gales, que igualaron en el cierre de la jornada mundialista.

Pero antes, al mediodía de este lunes, el almuerzo no fue fácil de digerir mirando el duelo entre Países Bajos y Senegal, por el Grupo A. Es que fue duelo con mucho roce, trabado y con pocas ideas en los metros finales.
Al final la jerarquía de los nerlandeses marcó la diferencia ante un Senegal que tuvo las más claras, pero faltó efectvidad, esa que sólo le ofrece Sadio Mané, su gran figura que es baja por lesión.
A los 84 minutos Gakpo anotó el primero y a los 94′ De Room anotó el 2-0 definitivo para Países Bajos, que por el juego mostrado no mereció más del empate.

La jornada se cerró con un buen partido, con nivel de una Copa del Mundo. Estados Unidos y Gales ofrecieron un buen espectáculo que terminó con un empate (1-1), gracias a la calidad de Gareth Bale, que se fabricó un penal cuando el partido ‘moría’ y le arruinó la fiesta a un seleccionado norteamericano que mereció más.

De mano de Pulisich, Estados Unidos impuso su ritmo casi todo el primero tiempo y también gran parte del segundo. El 10 del Chelsea y sus compañeros mostraron mucha intensidad y se adueñaron del balón, pero faltó mayor claridad en los últimos metros.

Gales aguantaba a la espera de alguna genialidad de Bale, que no está al cien por cien de sus condiciones físicas, debido a que venía de una lesión.
El 1-0 de Weah (36′), el atacante estadounidense que recibió una asistencia entrelíneas por parte de Pulisich y definió con un disparo de derecha suave ante la salida del portero galés, que no pudo evitarlo.
Pero Bale apareció en los minutos finales (82′), cubrió el balón dentro del área y recibió la marca fuerte de un defensor rival que el árbitro no dudó en cobrar la pena máxima. Con mucha seguridad el capitán de Gales anotó el penal con un zurdazo que le ‘rompió’ el arco al portero Turner.

Así terminó la jornada de lunes. Países Bajos no es la de otros mundiales, por lo que Ecuador puede soñar con clasificarse en el Grupa A. Mientras tanto que Inglaterra parece una aplanadora, pero Estados Unidos no parece tan fácil y puede ser una de las sorpresas en esta Copa del Mundo en Catar.

Comentar

Gery Zurita

Related post