El bombardeo más brutal de Putin tras su retirada del norte de Ucrania ya dejó al menos 11 muertos en Chernihiv

 El bombardeo más brutal de Putin tras su retirada del norte de Ucrania ya dejó al menos 11 muertos en Chernihiv

Sus tropas atacaron a la aldea de Desna, donde se encuentra un centro de entrenamiento de las fuerzas armadas ucranianas, a la vecina región de Sumy. El gobernador señaló que hay “actividad creciente de los helicópteros rusos en los últimos días”

El número de víctimas mortales causadas por un ataque ruso en la aldea de Desna, en la región ucraniana de Chernihiv (norte) subió este miércoles a 11, según el Servicio Estatal de Emergencia.

Además de los 11 civiles que murieron en el ataque, 14 resultaron heridos, según declaraciones citadas por el diario Ukrainskaya Pravda, después de que en un inicio se informara de la existencia de ocho muertos y 12 heridos.

El bombardeo más brutal de Putin tras su retirada del norte de Ucrania ya dejó al menos 11 muertos en Chernihiv

Por la mañana, el gobernador regional Viatchaslav Tshaus había informado en la mensajería Telegram de muertos y heridos en “ataques de misiles” rusos contra Desna.

“La guerra no terminó y no abandonó nuestras ciudades”, añadió Tshaus, cuya región fue parcialmente bombardeada por las tropas rusas al comienzo de la invasión, antes de que retrocedieran.

Junto a la población, que limita con la provincia de Kiev, se encuentra un centro de entrenamiento de las fuerzas armadas ucranianas.

De acuerdo con el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Ucranianas, las tropas rusas continúan disparando artillería contra posiciones ucranianas e infraestructura civil en las regiones de Chernihiv Sumy, aunque las fuerzas de Moscú se replegaron de dichas zonas a principios de abril.

El bombardeo más brutal de Putin tras su retirada del norte de Ucrania ya dejó al menos 11 muertos en Chernihiv

Otro ataque ruso el martes por la mañana golpeó una base militar ucraniana en la región de Lviv, a solo 15 kilómetros de la frontera con Polonia, según Maxim Kozitski, gobernador regional.

Por su parte, el ministerio de Defensa ruso informó que misiles superficie-superficie Kalibr habían atacado la estación de Starytshi, cerca de esta base en el distrito de Iavoriv, “eliminando reservistas en formación, armas extranjeras y equipos militares de Estados Unidos y de países europeos que iban a ser enviados a Donbás”.

También confirmó el ataque contra Desna y otro campamento de adiestramiento en Okhtirka, en la región de Sumy (norte).

Según el gobernador de la región de Sumy, Dmitro Jivitski, este último ataque causó “al menos cinco heridos”.

“No hubo bombardeos tan intensos y masivos desde el comienzo de la guerra”, destacó a la agencia de prensa Interfax-Ucrania, señalando una actividad “creciente de los helicópteros rusos en los últimos días”.

Fuente: Infobae

Comentar

PAT Digital

Related post