El conflicto cocalero deja 32 heridos y 66 detenidos en 10 días

 El conflicto cocalero deja 32 heridos y 66 detenidos en 10 días
El conflicto cocalero deja 32 heridos y 66 detenidos en 10 días

Uno de los afectados pasó la noche en una celda policial con la clavícula derecha rota. Los vecinos protestan y piden paz

Se cuentan 32 lesionados en los dos bandos, pero también entre los vecinos que reclaman paz. El conflicto de los productores de coca de Yungas cumplió 10 días y aún no hay perspectivas de diálogo sobre qué sector ocupará el mercado, ubicado en Villa Fátima. Eso sí, existen denuncias como las que formuló Romualdo Quispe, un cocalero de 67 años, que fue pasó una noche en una celda policial con la clavícula fracturada.

El comunario contó ayer que fue detenido el 23 de septiembre por una patrulla de la Policía durante la protesta que demanda la “recuperación” del mercado de coca.

De acuerdo con un informe de la Defensoría del Pueblo, en 10 días de conflicto, 66 personas fueron arrestadas, 13 de ellas fueron aprehendidas y uno pasó al penal de San Pedro. La mayoría fue acusada por portar ilegalmente dinamita y otros delitos.

En el caso de don Romualdo, existe una denuncia por “robo a una tienda”, explicó René Quispe, dirigente de la comunidad de Tola, quien se movilizó para que su coterráneo salga de prisión y sea adecuadamente atendido”.

“¿Cómo va a estar robando? Es un poco ilógica esa denuncia. A él le han operado el lunes y ya fue dado de alta. La cuenta se hizo Bs. 10.000 y la comunidad apoyó. Estamos pidiendo que nos apoyen los compañeros para cubrir otros gastos”, señaló el dirigente.

De las 32 personas que resultaron lesionadas, siete son policías, entre ellos tres mujeres. Uno de los uniformados afectados fue operado y otro sufrió quemaduras por la detonación de un cachorro de dinamita.

“Dos mujeres policías fueron golpeadas en el piso por cocaleros en inmediaciones de la terminal Minasa”, señala el reporte.

La entidad también documentó que varias viviendas fueron afectadas debido a “gases disparados por los policías y dinamitas lanzadas por cocaleros”, además una vecina resultó “herida con impacto de gas en una pierna”.

Ayer, la intervención policial fue rechazada por decenas de vecinos que se movilizaron con banderas blancas para exigir el repliegue de los uniformados. Los policías aseguraron que los cocaleros usan dinamitas en su manifestación.

Pero la violencia derivada de los enfrentamientos también causó problemas en el hospital San Francisco de Asís que está ubicado en Villa El Carmen, uno de los barrios más golpeados por el lío.

“Los gases lacrimógenos rompieron los vidrios y los gases llegaron hasta el interior donde se encontraban enfermos con oxígeno, con suero y tuvimos que actuar de forma rápida para que el gas que se dispersó por todo el hospital no llegue a mayores y afecte a los pacientes”, contó la administradora del Hospital, Raimunda Zelaya.

Hasta ayer permanecían allí seis cocaleros heridos.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post