El descontrol en la Alcaldía comenzó en 2010, según exconcejales expulsados

 El descontrol en la Alcaldía comenzó en 2010, según exconcejales expulsados

Óscar Vargas aseguró que hubo tres etapas para la conformación de la red de corrupción. La primera fue dejar pasar los contratos de la basura, la segunda se produjo con la expulsión de concejales y la tercera con el pacto SPT, MAS y UCS

En 2012, los acuerdos políticos entre Santa Cruz Para Todos (SPT), el MAS y UCS permitieron eliminar varios mecanismos de fiscalización en el Concejo. Bajo estas condiciones se configuró una red de corrupción en el gobierno municipal cruceño, aseguraron exaliados de los exalcaldes Percy Fernández y de Angélica Sosa.

Uno de ellos, el exconcejal Óscar Vargas observó que todo el proceso para desestructurar la fiscalización desde el Concejo comenzó en 2010. “En la primera etapa se trabajó para que los contratos de recolección de basura no fueran remitidos al organismo deliberante; el segundo tiempo consistió en sacarnos a siete concejales (seis del oficialismo y una del MAS) porque estábamos con un bloque duro para fiscalizar al Ejecutivo, mientras que el tercer momento se dio con la conformación del contubernio entre SPT, UCS y el MAS”, explicó Vargas.

En septiembre de 2012, los entonces concejales oficialistas (SPT) Óscar Vargas, Leonardo Roca, Carlos Manuel Saavedra, Sibele Ortiz, Enrique Landívar y Yanine Parada fueron expulsados del Concejo Municipal. Esa misma suerte corrió la masista Arminda Velásquez. Fueron acusados de incurrir en los delitos de resoluciones contrarias a la Constitución Política y a las leyes.

Foto: EL DEBER

Según Vargas, la gran “víctima” de todos estos hechos de corrupción que se conocen actualmente en la Alcaldía, incluyendo los ítems fantasmas, es el alcalde Percy Fernández cuya suerte para que sea apartado o no de la investigación de los ítems va a depender del resultado de las valoraciones que está realizando a su salud el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF). “Fue aislado y es víctima de un entorno de poder que se encargó de construir este sistema de corrupción”, señaló el exconcejal Vargas.

Las actuales autoridades municipales identificaron y denunciaron 18 casos de corrupción, entre ellos los ítems fantasmas. Por este último hecho se encuentra detenida la exalcaldesa interina Angélica Sosa y otros dos funcionarios. Uno de los principales acusados, Guillermo Parada, está detenido en Panamá a la espera de su extradición a Bolivia.

El también exconcejal expulsado Leonardo Roca señaló que los acuerdos políticos han imposibilitado la fiscalización del Concejo. “El objetivo era: yo soy tu socio, cedo mi fiscalización, te dejo seguir tu camino, pero a cambio me das cuotas en el Ejecutivo. El tiempo nos dio la razón”, apuntó.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post