El escenario político chileno volverá a ponerse a prueba este domingo

 El escenario político chileno volverá a ponerse a prueba este domingo

El escenario político chileno volverá a ponerse a prueba este domingo, cuando miles de votantes acudan a las urnas para elegir en segunda vuelta a sus gobernadores regionales.

En un principio, puede parecer una elección de interés local. Pero lo cierto es que la contienda es observada de cerca por analistas y expertos pues sus resultados pueden incidir fuertemente en el futuro político del país sudamericano.

En los últimos comicios de constituyentes, gobernadores (primera vuelta), alcaldes y concejales, realizados a mediados de mayo, postulantes independientes y ajenos a los partidos tradicionales se impusieron con margen frente a los bloques de derecha y de centroizquierda que han gobernado Chile en los últimos 30 años.

En este contexto, la votación del domingo cobra especial relevancia, pues mostrará si ese cambio en las preferencias políticas de los chilenos se mantiene o no.

Elecciones en Chile: ¿qué se vota este fin de semana?

Y esto es aún más importante si se considera que faltan apenas cinco meses para la elección presidencial, prevista para el 21 de noviembre.

Una de las regiones que genera mayor expectación es la Metropolitana (que incluye la capital, Santiago), donde compite un postulante de centroizquierda y con una vasta experiencia en puestos de poder, Claudio Orrego, contra la candidata apoyada por el Partido Comunista (PC) y por el Frente Amplio (FA) —una coalición de izquierda que irrumpió hace un par de años y que ha desafiado la hegemonía de los pactos tradicionales—, Karina Oliva.

A esta contienda se le denomina la «batalla de Santiago».

¿Volverán a triunfar los independientes y los nuevos liderazgos frente a los representantes de partidos tradicionales? ¿Continuará creciendo la preferencia por candidatos de una izquierda más radical en desmedro del centro?

Estas son algunas de las interrogantes ante el sufragio de este fin de semana en Chile.

Gobernadores electos


Esta es la primera vez que los gobernadores son electos de manera directa por los ciudadanos, lo que plantea un cambio histórico en la estructura política del país.

Anteriormente, existía la figura del «intendente»,que era designado por el presidente de turno.

Ahora, el nuevo líder regional que asumirá el cargo el 14 de julio y se mantendrá en el durante cuatro años— se convertirá en un contrapeso importante para el mandatario al tener una representación popular, y contará con atribuciones clave para la toma de decisiones en el área que represente.

Por esta razón, para los candidatos presidenciales es de suma importancia quién salga elegido.

El escenario político chileno volverá a ponerse a prueba este domingo
Elecciones en Chile 2021: ¿por qué cambiar la Constitución? - Uno TV

Además, los comicios previos a los presidenciales históricamente han sido una especie de «termómetro» para medir las preferencias políticas de los chilenos.

Por eso es que expertos aseguran que si la balanza queda inclinada hacia la izquierda en los gobernadores, los candidatos al sillón presidencial de ese bloque podrían salir más beneficiados, y viceversa.

«Los distintos conglomerados van a demostrar su capacidad de movilizar y convocar a las personas para esta segunda vuelta de gobernadores. Y quienes ganen la elección quedarán mejor posicionados para dar el puntapié inicial a la campaña presidencial», dice Figueroa.

«Réplica» del estallido social


Pero más allá de la preferencia por la izquierda, el centroizquierda o la derecha, lo que será es una elección entre liderazgos tradicionales, considerados parte del establishment, y rostros nuevos y rupturistas, que plantean un cambio profundo al Chile de los últimos 30 años.

Lo que no hay duda es que los resultados de estos comicios estarán fuertemente influenciados por una reformulación del sistema político electoral chileno que viene desde el estallido social.

138 mil peruanos participaron del referéndum en Chile por una nueva  constitución – Bilateral

En las protestas, resonó con fuerza un discurso en contra de la clase política en general y de las élites en particular.

Además, cuestiones como la justicia social, la desigualdad y la discriminación se tomaron la agenda, cambiando el eje de la discusión.

Así, afloraron los apoyos a las candidaturas independientes y a los nuevos liderazgos, algo que se vio reflejado en los comicios de mediados de mayo.

Fuente: BBC NEWS

Comentar

PAT Digital

Related post