El estudio que muestra el impacto del «racismo climático» en Estados Unidos

 El estudio que muestra el impacto del «racismo climático» en Estados Unidos

Las personas negras en la mayoría de las ciudades de Estados Unidos padecen el doble del impacto de las altas temperaturas que sus contrapartes blancas, según un nuevo estudio.

Los autores aseguran que las diferencias no se explican por la pobreza sino por el racismo histórico y la segregación.

Como resultado, las personas de color en general viven en áreas con menos espacios verdes y más edificios y vías de transporte, lo que exacerba el efecto del aumento en las temperaturas y del cambio climático.

Las ciudades son bien conocidas por amplificar el impacto del calor.

El racismo también mata en Brasil | Nueva Sociedad

Efecto de la isla de calor urbana

El llamado «efecto de la isla de calor urbana» es el término técnico para designar el efecto que los edificios y la infraestructura de las ciudades en general tienen sobre las temperaturas.

Todo ese cemento y asfalto atrae y guarda más calor, por lo que tanto los días como las noches en grandes áreas urbanas son mucho más cálidos que las áreas circundantes.

Sin embargo, dentro de las ciudades, a menudo hay grandes diferencias en la isla de calor. Las zonas ricas en árboles y espacios verdes son notablemente más frescas que aquellas con gran densidad de viviendas, comercios o industrias.

Cómo la tecnología le plantó cara al racismo (y estuvo a punto de ganar) |  ICON | EL PAÍS

Un estudio anterior en EE.UU. encontró una correlación entre los vecindarios más calurosos en las grandes ciudades y las prácticas de vivienda racistas que se remontan a la década de 1930.

En aquel entonces, las áreas con grandes poblaciones de afroamericanos o inmigrantes fueron «demarcadas en rojo» en documentos por funcionarios federales y consideradas demasiado «peligrosas» para préstamos e inversiones hipotecarias.

Tasas bajas de propiedad de viviendas

Esto llevó a una concentración de la pobreza y a bajas tasas de propiedad de viviendas en algunas zonas de las grandes ciudades. Este nuevo estudio ofrece una mirada más amplia a estos vecindarios más calurosos y a las personas que viven en ellos.

Utilizando datos satelitales de temperatura combinados con información demográfica del Censo de Estados Unidos, los autores encontraron que en promedio las personas de color viven en áreas con temperaturas diurnas de verano mucho más altas que las personas blancas no hispanas.

Para los propósitos del estudio, los científicos definieron como «gente de color» a todas las personas hispanas (independientemente de su raza) y a cualquier persona que no se identifique solo como blanca.

Impactos de calor

En todas menos seis de las 175 áreas urbanizadas más grandes de Estados Unidos continental, las personas de color sufren impactos de calor mucho mayores en verano.

Para la población negra esto es particularmente duro. Los investigadores señalan que los afroestadounidenses están expuestos a 3,12 °C adicionales de calor en promedio en vecindarios urbanos, en comparación con 1,47 °C adicionales para los blancos.

El estudio que muestra el impacto del "racismo climático" en Estados Unidos  - BBC News Mundo

La exposición al calor no solo conduce a un aumento de la mortalidad, sino que también está relacionada con una variedad de impactos que incluyen insolación, golpes de calor, pérdida de productividad en el trabajo y problemas de aprendizaje.

Fuente: BBC NEWS

Comentar

PAT Digital

Related post