El fuego ingresa al Valle de Tucabaca y Roboré declara alerta roja

 El fuego ingresa al Valle de Tucabaca y Roboré declara alerta roja

Unas 75 personas combaten el fuego en los alrededores de la comunidad El Naranjo y el área protegida.

Desde hace tres días el incendio forestal reportado en el municipio de Roboré aún no es mitigado. El fuego ya ingresó al área protegida del Valle de Tucabaca y, según autoridades, ya ha alcanzado tres kilómetros de largo y seis de profundidad, es por ello que el lunes la Alcaldía de Roboré declaró alerta roja, informó el director del Comando Incidente de Roboré, Luis Fernando Mendoza.

“Estamos batallando contra el fuego desde hace tres días en la comunidad El Naranjo (a 70 kilómetros de Roboré), y por los fuertes vientos el fuego pasó al Valle de Tucabaca. Entre un 25 y un 30 por ciento del fuego ha pasado a la reserva”, lamentó Mendoza.

El área de la reserva afectada es un lugar donde nunca se había quemado, por lo que hay bastante combustible vegetal.

El día más crítico fue el lunes 2 de agosto por las condiciones climatológicas y, pese a las dificultades, unas 75 personas continúan combatiendo el incendio para que no lleguen a las comunidades cercanas.

Actualmente, el Comando de Incidentes se asentó en la comunidad El Naranjo, pero los bomberos se desplazarán entre Roboré y Aguas Calientes, donde están asentadas las comunidades de Yororoba, San Lorenzo y Quitunuquiña, para protegerlas.

El fuego ingresa al Valle de Tucabaca y Roboré declara alerta roja

“Las líneas de defensa se están haciendo en la comunidad El Naranjo y en la parte norte, que es la reserva del Valle de Tucabaca. Estamos trabajando con personal del Batallón Pando, la Asociación de ganaderos, bomberos voluntarios, FAN, WWF, Direna y la subgobernación”, señaló.

Indicó que necesitan maquinaria pesada para abrir más líneas de defensa, porque temen que el fuego pase a otras zonas.

Mendoza explicó que, por el momento, no se ha cuantificado la cantidad de hectáreas afectadas, porque esperan mitigar todos los focos de quema para recién verificar las cicatrices que dejó el incendio.

“Estamos trabajando cerca de un largo de 10 kilómetros por 8 kilómetros de fondo sobre la serranía, pero aún no tenemos cuantificados los datos”, sostuvo.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post