El juez imputa a Galán por los contratos de Iberdrola con Villarejo

 El juez imputa a Galán por los contratos de Iberdrola con Villarejo

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel Garcia Castellón, ha acordado citar como imputados al presidente de Iberdrola Ignacio Sánchez Galán y a los directivos y exdirectivos Fernando Becker, Francisco Martínez Córcoles y Rafael Orbegozo por delito continuado de cohecho activo, delito contra la intimidad y falsedad en documento mercantil en relación a los proyectos que para la eléctrica realizó el comisario jubilado José Manuel Villarejo.

En un auto notificado este miércoles, el instructor acepta así la petición elevada por la Fiscalía Anticorrupción ante la existencia de incidios delictivos en los diferentes trabajos que la empresa encargó al Grupo Cenyt entre 2004 y 2017 por importe estimado en 1,1 millones de euros a través del entonces Jefe de Seguridad de Iberdrola, Antonio Asenjo.

A lo largo de 23 páginas de auto, el instructor detalla los diversos proyectos desarrollados en ese periodo que obran ya en la investigación y que para Iberdrola tenían «naturaleza de confidenciales». De hecho, los indicios del presunto delito de falsedad lo son por la supuesta manipulación de las facturas para encubrir los conceptos que realmente se estaban sufragando, algo que ya reconoció, como recuerda el instructor, el propio Asenjo.

«Queda de este modo indiciariamente acreditado que los servicios no se prestaron en los términos expresados en las facturas, sino que, por el contrario, para tratar de ocultar los trabajos realizados, se procedió a la manipulación de sus conceptos», dice el auto.

«Arrow» y las facturas de Casesa


En el caso «Proyecto Arrow», desplegado entre 2004 y 2006, el juez expone que tenía por objeto superar los obstáculos en la construcción de una central de ciclo combinado en Arcos de la Frontera (Cádiz). «Los trabajos (…) se concretaron en numerosos informes y gestiones que fueron documentados entre los años 2004 y 2006. Estos informes incluyeron, en ocasiones, el acceso a tráficos de llamadas telefónicas realizadas y recibidas por las personas objeto de investigación», expone García Castellón.

Conforme recuerda, en aquel momento Villarejo estaba en activo en la Policía Nacional, Ignacio Sánchez Galán ocupaba el puesto de vicepresidente y consejero delegado en Iberdrola -hasta el mes de abril de 2006 en que fue nombrado presidente-, Fernando Becker Zuazúa era director de recursos humanos y servicios y Francisco Martínez Córcoles ocupaba el cargo de director de generación.

Para el instructor, hay indicios de que en el proyecto «Arrow» concurrió una voluntad por parte de la compañía de ocultar estos trabajos, porque las facturas no fueron emitidas por la eléctrica sino por otra empresa que les prestaba servicio, Castellana de Seguridad, S.A. (Casesa).

Fuente: ABC

Comentar

PAT Digital

Related post