El MAS se lanza contra el Gobierno por Aguilera y Del Castillo

 El MAS se lanza contra el Gobierno por Aguilera y Del Castillo
El MAS se lanza contra el Gobierno por Aguilera y Del Castillo

En el Ejecutivo optaron por el silencio y ninguna autoridad hizo referencia a los cambios en la Policía o en el Ministerio de Gobierno

Al unísono. La alta dirigencia del MAS se lanzó contra el Gobierno y reavivó el pedido de renuncia del comandante general de la Policía, general Jhonny Aguilera, y contra el ministro de Gobierno, Carlos Eduardo Del Castillo. Los masistas afirmaron abiertamente que la Policía está “penetrada” por el narcotráfico.

“El pueblo boliviano reclama una Policía que luche contra el delito y no que aparezca involucrada con los delitos; una policía que persiga a delincuentes y no que los libere. Lamentamos que por algunos malos policías, la institución del orden ahora sea blanco de ataques políticos”, publicó el expresidente, Evo Morales, en su cuenta Twitter y fue el inicio de una hilera de declaraciones sobre el caso.

Desde diciembre del pasado año la dirigencia del MAS emprendió su campaña en contra del ministro de Gobierno y luego sumó al actual comandante general. A lo largo de este tiempo la cúpula masista apoyada por sus organizaciones, pidieron la cabeza de la autoridad encargada de la seguridad del Estado. Incluso llegaron a una interpelación de la que salió airoso el ministro de Gobierno.

La publicación de Morales se produjo a las 07:10 de la mañana y fue como la señal para que todo su entorno declare sobre el caso que el martes en la noche sumó otro ingrediente como el cambio de la comandancia de la Policía y que al final se truncó y quedó postergado. Carlos Romero, Andrónico Rodríguez, Leonardo Loza y Gualberto Arispe, todos del entorno de Morales lanzaron sus críticas.

El exministro de Gobierno, Carlos Romero, fue más duro en sus apreciaciones, dijo que existe una convicción general de que hay protección al narcotráfico y reiteró que el ciclo de la Felcn ya se cumplió y acusó al Gobierno de Jeanine Áñez de haber politizado el mando policial.

“No se ha podido desmantelar esas estructuras politizadas y obviamente, en este momento, hay protección al narcotráfico, o sea, que alguien diga que no hay protección al narcotráfico es alguien que está queriendo tapar el sol con un dedo”, declaró Romero a la cadena RTP.

Para el presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, el cambio en la Policía debe producirse desde el origen de esta institución y aseguró que la entidad requiere de una reestructuración total. “Es necesario que desde las entrañas de la propia Policía Nacional escuchemos ideas para un cambio estructural, para brindar seguridad ciudadana a todos en el país”, dijo a través de una publicación del Senado.

Su correligionario y también senador, Leonardo Loza, dijo que ellos tenían información que la noche del martes se iba a producir el relevo del general Aguilera, pero que inexplicablemente ese acto se suspendió. “Seguramente nuestro presidente tomará su decisión algún rato como corresponde”, matizó en declaraciones que realizó en Cochabamba.

Mientras que el jefe de bancada del MAS en la Cámara de Diputados, Gualberto Arispe, lanzó sus dardos contra los altos mandos de la Policía y pidió una depuración. “Planteamos refundar nuestra Policía, modificar y modernizar sus Reglamentos Internos y hacer una limpieza de sus mandos. No necesitamos la presencia de la DEA, pues sabemos cómo han operado” dijo en conferencia de prensa.

Mientras, en el Ejecutivo optaron por el silencio y ninguna autoridad hizo referencia a los cambios en la Policía o en el Ministerio de Gobierno.  

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post