El mayor Muñoz y el capitán Aparicio no están suspendidos, siguen trabajando en la Felcn

 El mayor Muñoz y el capitán Aparicio no están suspendidos, siguen trabajando en la Felcn
El mayor Muñoz y el capitán Aparicio no están suspendidos, siguen trabajando en la Felcn

El mayor Julio Álvaro Muñoz está en La Paz y el capitán Rubén Aparicio, en Cobija. Nadie los suspendió ni fueron sometidos a proceso interno. A Muñoz no le quitaron la distinción de excelencia. Nallar pide libertad y habrá audiencia virtual el martes

El mayor Álvaro Julio Muñoz, que el 27 de junio recibió el galardón a la excelencia de manos del ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, destacando su labor en la supuesta captura de Misael Nallar, sigue en funciones en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) en La Paz, al igual que su camarada, el capitán Rubén Aparicio.

EL DEBER pudo evidenciar que nada cambió, ninguno de los oficiales fue observado en sus funciones, no fueron suspendidos en tras los cuestionamientos de sus mismos camaradas.

El mayor Muñoz, que estaba asignado como jefe de operaciones del Grupo de Investigaciones y Operaciones Especiales (GIOE) en Santa Cruz, ahora está destinado en La Paz, en la misma Felcn.

El capitán Rubén Aparicio fue destinado en la misma institución antinarcóticos, pero en Cobija.

EL DEBER encontró al capitán Aparicio ya cumpliendo sus funciones en la Felcn de Cobija. Estaba realizando acciones de campañas preventivas en un centro educativo. Solo se limitó a señalar que es normal que esté cumpliendo su destino como cualquier policía.

Tanto Aparicio como Muñoz coincidieron en señalar que en la Policía no existe la figura de ‘suspensión’, tampoco la renuncia, porque es una institución fundamental del Estado. Si continuamos nuestras labores es porque no existe en absoluto nada en nuestra contra”, aseguró el capitán Aparicio y prefiere seguir su función de servicio como cualquier uniformado en el país.

Los cuestionamientos sobre el mayor Muñoz y el capitán Aparicio, que se desempeñaban en la Felcn de Santa Cruz, surgieron después del 21 de junio, cuando en el camino a la comunidad El Cuchi fueron asesinados a balazos los policías Eustaquio Olano, Alfonso Chávez Flores y el voluntario del Gacip, José David Candia Orozco.

Tras una movilización fueron detenidos Misael Nallar, el colombiano Esteban Beltrán Muñoz y Rodrigo Gonzales, que permanecen recluidos en Chonchocoro de La Paz, en El Abra de Cochabamba y en Palmasola, respectivamente.

Sin embargo, la versión policial de que Misael Nallar fue detenido quedó fuera del lugar, al confirmarse que se entregó tras un pacto y una llamada.

El Inspector General de la Policía, coronel Augusto Russo, en rueda de prensa en Santa Cruz aseguró que Muñoz y Aparicio fueron suspendidos y puestos a disposición. Horas más tarde negó y confirmó que los oficiales están esperando sus nuevos destinos. EL DEBER conoció que a Muñoz nadie le quitó la distinción entregada por el ministro Eduardo del Castillo, que sigue en la Felcn en La Paz y que Aparicio se halla en la fuerza antidroga en Cobija.

Al no existir la figura de suspensión en la Policía, el mayor Muñoz y Aparicio, según conoció EL DEBER nunca fueron suspendidos, tampoco sometidos a ningún proceso interno.

Nallar busca su libertad

La tarde de ayer estaba prevista la audiencia de apelación de Misael Nallar, que intenta lograr su libertad. Sin embargo, la sala penal del vocal Evert Álvarez suspendió el acto por recargadas labores. La audiencia fue fijada para el martes próximo a las 13:00, pero de manera virtual. La defensa de Nallar busca que se desarrolle de forma presencial y que el procesado sea trasladado desde Chonchocoro de La Paz a Santa Cruz.

Sin embargo, la sala penal integrada por Evert Álvarez y Gladis Alba, mantiene firme su posición de llevar el acto de manera virtual.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y la Fiscalía, siguen adelante con las investigaciones.

La Policía busca al colombiano Jhon Walter Tibaduiza Hernández, que inicialmente fue detenido y luego apareció en medios de comunicación. Para la Policía sigue en Bolivia, es buscado en su país por sicariato y se le acusa de participar en la matanza de los tres policías.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post