En Santa Cruz, la violencia toca a 12 mujeres en solo una semana, cinco de ellas perdieron la vida

 En Santa Cruz, la violencia toca a 12 mujeres en solo una semana, cinco de ellas perdieron la vida
En Santa Cruz, la violencia toca a 12 mujeres en solo una semana, cinco de ellas perdieron la vida

En lo que va del año se registraron 18 feminicidios en el departamento cruceño, mientras que a diario la Felcv recibe nuevas denuncias de agresiones, vejámenes y todo tipo de violencia que atentan contra la integridad de la mujer

Los casos de feminicidio, infanticidio, agresiones sexuales y todo tipo de violencia continúa mellando la integridad de las mujeres, hechos que en solo una semana, en el departamento cruceño, ha golpeado al menos  12 de ellas, desafortunadamente cinco perdieron la vida en manos de sus agresores.

Las víctimas de estos hechos tienen diferentes edades, algunas de 12 años años, otras de 17, 22 y más de 40 años, e incluso niñas que no tuvieron la oportunidad de vivir, a quienes le apagaron su vida a su primer mes de nacida o después de su primer año.

El director de la Fuerza Especial de lucha Contra la Violencia (Felcv), coronel Carlos Oporto, informó que hasta el viernes ya se habían registrado 18 feminicidios en lo que va del año. En Santa Cruz, el último caso fue de una mujer de 40 años que fue victimada por un hombre de 51 años, con quien mantenía una relación sentimental. 

Este hecho se registró en el municipio de Cotoca el miércoles 17 de agosto, cuando el hombre, que bajo los efectos del alcohol llegó al inmueble de la mujer, la forzó a tener relaciones sexuales, y ante la negativa, este la golpeó y la dejó inconsciente. Cuando la víctima despertó desnuda y con herida en su cabeza, pidió ayuda a su vecina y fue auxiliada. Desafortunadamente la mujer no resistió y falleció un día después de ser internada. El agresor fue capturado y enviado a la cárcel.

Mientras se investigaba este hecho, una mujer de 28 años también se encontraba entre la vida y la muerte en una clínica. La víctima había sido estrangulada por dos sujetos en el lenocinio donde trabajaba. De igual forma su vida se apagó, ya que los médicos le diagnosticaron muerte cerebral y luego sufrió un paro cardiorrespiratorio.

La fiscal asignada al caso, María del Carmen Roca, tipificó el caso como un hecho de feminicidio, donde se capturó a los dos agresores que fueron identificados por las cámaras de seguridad del local nocturno.

Otro de los casos que conmocionó a la población fue el asesinato de dos mujeres. Una madre de 17 años y su hija de solo 25 días de nacida. Los cuerpos fueron encontrados semienterrados después de cuatro meses de su desaparición. Este caso se registró en el municipio de San Ignacio de Velasco, donde madre e hija fueron victimadas presuntamente por su expareja y la nueva novia de este hombre.

Los familiares de la joven madre denunciaron la desaparición de la madre y de su bebita, ya que en la casa estaban los documentos de ambas, así como toda la ropa. Al pasar los meses, unos vaqueros encontraron los restos óseos de las dos desaparecidas en la comunidad Cochabambita, de San Ignacio de Velasco, y dieron parte a la Policía. Agentes hicieron el levantamiento de los restos y partes del cuerpo donde un médico forense certificó que ambas fueron apuñaladas con una data de muerte de tres a cuatro meses.

Los principales sospechosos del crimen ya se encontraban encarcelados en Palmasola, pero el Ministerio Público les abrió una investigación por el delito de feminicidio e infanticidio.

La quinta víctima mortal en el departamento de Santa Cruz fue una niña de solo un año y medio. La pequeña fue asesinada por su propia madre en el municipio de Puerto Suárez. Pero, no solo la niña murió, sino también la madre, pues tras cometer el crimen se quitó la vida en el baño de su vivienda.

Antes de tomar la decisión, la madre, de 21 años posteó en su tiktok videos que alertaban que tomaría la drástica medida, dando señales de sufrir problemas sentimentales. 

La vida de estas cinco mujeres fueron cegadas por diferentes motivos, pero otras seis también fueron victimas de algún tipo de violencia. El reciente caso conocido el sábado 20 de agosto fue la violación grupal a dos menores de edad, de 12 y 13 años, en el municipio de Yapacaní.

De este caso, cinco personas se encuentran aprehendidas y uno bajo custodio en un hospital, quien padece de una enfermedad de transmisión sexual, e incluso una de las víctimas que fue vejada, también fue contagiada por la enfermedad.

Se espera un informe de las autoridades sobre este caso, hecho que, por segunda vez, en similar situación se reporta en Yapacaní. Meses atrás un niño, que era abusado por sus vecinos, falleció por la enfermedad crónica que le transmitieron sus agresores. Dos de los violadores fueron encarcelados, aunque uno falleció mientras que otro fugó a Chile.

En tanto, durante esta semana, en la capital cruceña otras muchachas fueron halladas dopadas y abusadas, algunas reportadas como desaparecidas, pero fueron auxiliadas por vecinos y la Policía.

Uno de estos casos se registró la madrugada del viernes en el barrio Julio Leigue, octavo anillo en la capital cruceña. Los transportistas y vecinos vieron a la joven inconsciente y solicitaron apoyo policial. Similar a este caso, una joven de 22 años también fue auxiliada en el barrio Vallecitos, lugar donde los vecinos aseguran que no sería la primera víctima que los agresores abandonan, por lo que piden mayor presencia policial y capturen a los sujetos.

La última víctima denunció que un hombre, a bordo de un taxi, la amedrentó con un cuchillo para cometer el abuso sexual y luego arrojarla a la calle.

En Santa Cruz, la violencia toca a 12 mujeres en solo una semana, cinco de ellas perdieron la vida

El sábado, 20 de agosto, otra joven fue encontrada con signos de haber sido dopada en la zona del río Piraí. Sus padres denunciaron su desaparición desde el pasado miércoles, y al conocer que había sido rescatada, acudieron al centro médico donde fue trasladada.

Por otra parte, otras dos mujeres sufrieron heridas tras ser atacadas, una de ellas fue una mujer de 35 a 40 años, que denunció que fue agredida por cinco sujetos y sospecha que su expareja fue el protagonista de su agresión.

La mujer acabó sufrió cortaduras graves en uno de los brazos, pues fue atacada con un arma blanca. La Policía capturó al principal sospechoso e indagan para colectar elementos de prueba para procesarlo.

La violencia también tocó la vida de una maestra jubilada, quien sufrió hace 10 años un colapso mental y se sumió en la depresión, por lo que frecuentemente se refugiaba en un lote baldío donde existe una precaria vivienda. Allí fue encontrada ensangrentada, con fracturas en la nariz, sin dentaduras y con múltiples heridas. Según el diagnóstico médico, la mujer fue víctima de una violación múltiple, por lo que la familia pide dar con los responsables del vejamen.

La mujer lucha por su vida internada en una sala del hospital Los Pocitos, mientras que la Fiscalía y la Policía realizan pericias para esclarecer el hecho y dar con los culpables.

En Santa Cruz, la violencia toca a 12 mujeres en solo una semana, cinco de ellas perdieron la vida

CUMBRE 

Mientras que la violencia se desata en los hogares, las autoridades buscan estrategias para concienciar a la población y frenar estos hechos, que están cobrándose la vida de las mujeres, no solo en el departamento cruceño sino en el país.

Días atrás, la Gobernación organizó una cumbre contra la violencia en la que participaron los representantes de varias instituciones y organizaciones, en la que buscan establecer una hoja de ruta para trabajar en nuevas políticas para erradicar esta problemática.

Entre las propuestas es reforzar la enseñanza en las unidades educativas, donde se pretende inculcar desde niños, a que no se debe permitir la violencia y no se normalicen los malos tratos en el hogar.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post