Esposo de Angélica Sosa llega a Bolivia y niega las acusaciones de Javier Cedeño en su contra

El nombre de Sergio Perovic emergió de la declaración de Javier Cedeño, implicado en el caso ‘Ítems fantasmas’, quien expuso que sería parte de una red de corrupción en la Alcaldía cruceña.

Poco antes de caer la medianoche, Sergio Perovic, esposo de la exalcaldesa Angélica Sosa, arribó al aeropuerto Viru Viru en un vuelo proveniente de Brasil y, en su primera aparición pública desde el estallido del caso ‘Ítems fantasmas’, negó las acusaciones que aparecieron en su contra dentro de las investigaciones que se impulsan en este proceso.

En declaraciones a EL DEBER, Perovic sostuvo que no conoce la situación actual de su esposa, implicada en el caso de los 800 ítems fantasmas que se detectaron en la pasada gestión de la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra y dio a entender que estuvo de viaje por negocios.

El nombre de Perovic emergió en la declaración de Javier Cedeño, exsecretario de Seguridad Ciudadana de la comuna cruceña y también implicado en el caso ítems, quien fue enviado preventivamente a la cárcel de Palmasola este miércoles por determinación del juez Anticorrupción, Juan José Quiroz.

Perovic dijo que no tiene ninguna relación con Javier Cedeño

«No puedo decir nada (sobre las declaraciones de Javier Cedeño) porque todo es falso. No sé ni a qué se refiere, apenas lo conozco al señor», apuntó Perovic, a tiempo de resaltar que no tenía una relación de amistad con el exfuncionario y solo lo veía en eventos de la Alcaldía, cuando acompañaba a Angélica Sosa.

Javier Cedeño -imputado por los delitos de legitimación de ganancias ilícitas, conducta antieconómica, contratos lesivos al Estado y enriquecimiento ilícito con afectación al Estado- nombró en su declaración a Sergio Perovic y aseguró que cumplía la función de asesor externo de la exalcaldesa. También señaló que Perovic sería parte de una red de corrupción dentro de la Alcaldía cruceña en la gestión de Angélica Sosa.

El exfuncionario dijo que el esposo de Sosa tenía poder para dar órdenes y añadió que “trabajaba” con algunos locales nocturnos de la capital cruceña. “Sosa, conmigo, casi no se metía. Yo no era de su confianza, ella a mí no me pedía nada, pero (Sergio) Perovic sí me pedía que haga cosas”, declaró.

Fuente: El Deber.

Comentar

PAT Digital

Related post