Evo dice que no crear divisiones, pero en su Gobierno creó cuatro paralelas de aliados

 Evo dice que no crear divisiones, pero en su Gobierno creó cuatro paralelas de aliados
Evo dice que no crear divisiones, pero en su Gobierno creó cuatro paralelas de aliados

Las únicas organizaciones del Pacto de Unidad que no tienen paralelas son las Bartolinas y los Interculturales

En los tres periodos presidenciales que tuvo Evo Morales creó organizaciones paralelas de sus principales aliados, el último grupo al que “clonó” fue el de los cocaleros de Los Yungas en 2017; había pasado lo mismo con la Cidob, el Conamaq y la Csutcb, cuyos dirigentes acabaron en la cárcel. De ese modo, los hechos desmintieron este miércoles a Morales, quien dijo que él no fomenta la división.

“Repudiamos la campaña de mentiras de operadores políticos que intentan involucrarnos en el conflicto de hermanos productores de coca de Los Yungas. Como dirigentes responsables nunca vamos a provocar la división en nuestras organizaciones. Somos de la cultura de la paz y diálogo”, publicó el expresidente este miércoles luego que los cocaleros de Los Yungas lo acusaran de impulsar el mercado paralelo de coca.

En agosto de 2011 se iniciaba en Trinidad la VIII marcha indígena encabezada por Fernando Vargas y Adolfo Chávez como representantes de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob), 66 días después los indígenas llegaban a La Paz y arrinconaban al Gobierno, obligaron a Morales a recibirlos y firmar acuerdos que no cumplirían.

Ese fue el principio del fin de la alianza con los indígenas, casi un año después el Gobierno de Evo Morales posesionaba a Melva Hurtado como nueva ejecutiva de la Cidob y desconocía a los cabecillas de la marcha indígena. Fue la primera división que fomentó Morales.

Un año más tarde, en diciembre de 2013 el turno sería del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), cuyo dirigente, Félix Becerra, se puso frente a Evo Morales y le pidió que “deje de joder” a su organización y permita que elijan a sus dirigentes en sus formas.

La protesta solo avivó el enfrentamiento y el 13 de diciembre un grupo encabezados por Jhonny Huanca, Félix Lira, Plácido Suntura, Renán Paco y Gregorio Choque tomaron las oficinas del Conamaq y expulsaron a Becerra. En 2015 cuando explotó el caso del Fondo Indígena acusaron a Becerra de malversar fondos y lo metieron preso en San Pedro. Fue la segunda organización que creó el término, “orgánico” para referirse a los opositores a Morales.

En 2015 le tocó el turno a la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb) cuyo dirigente, Damián Condori, decidió participar como candidato a la Gobernación de Chuquisaca; pero Evo Morales decidió que fuera Esteban Urquizu, eso provocó las fricciones internas que acabaron en la posesión de Rodolfo Machaca como ejecutivo de esa organización y Condori desconocido y preso por un caso del fondo indígena. Ahora es Gobernador de Chuquisaca.

Esta organización también creo una directiva “orgánica” que nunca fue tomada en cuenta por el Gobierno y solo convocaba a las “paralelas”.

En 2017 el Gobierno creó la Confederación Nacional de Productores de Coca con Carpeta al Detalle (Conalprodc) y con eso selló la ruptura de la alianza que tenía con Adepcoca. Creó su propia dirigencia y ahora su propio mercado de coca y persigue a los cocaleros de Adepcoca

Esas son las cuatro organizaciones que tuvieron que soportar el asedio del Gobierno de Evo Morales. Las únicas organizaciones del Pacto de Unidad que no tienen paralelas son las Bartolinas y los Interculturales.  

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post