Fallas en el sistema agravan la saturación hospitalaria y el calvario por las fichas

 Fallas en el sistema agravan la saturación hospitalaria y el calvario por las fichas

El drama se lo ve en las puertas de los hospitales, donde la gente pasa horas esperando por atención. Las consultas se programan hasta para dentro de un mes. La Gobernación espera reunirse con la Alcaldía para hacer ajustes en la derivación

La sobresaturación de hospitales es un viacrucis para los pacientes y un problema sin resolver para las autoridades. El drama se lo ve a toda hora en las puertas de los nosocomios. Basta detenerse unos minutos para escuchar las quejas de dolor y de impotencia por no recibir asistencia. 

Los pacientes deben esperar hasta un mes para acceder a una cita en consulta externa por más que el caso sea de urgencia. Los lamentos por la demora en la atención se escuchan en la fila, que empieza un día antes y lleva a los enfermos a pasar la noche en la intemperie para una programación.

Antes de llegar al tercer nivel, ya perdieron varios días en las gestiones en el primer y segundo nivel a fin de lograr una ficha de referencia, que es indispensable para ser atendido en los hospitales. 

La otra opción es a través del servicio de emergencias, donde los pacientes pasan horas a la espera de un espacio en las salas, que casi siempre está llenas. Las lágrimas de impotencia se mezclan con las quejas de dolor. 

Susana, de 65 años, llegó con la pierna hinchada. Estuvo durante horas quejándose de dolor, sentada en los sillones de metal que hay en el pasillo del San Juan de Dios. Su caso no era de urgencia para los médicos, pero sí para sus familiares que reclamaban porque en la consulta externa le programaron una cita para el 20 octubre, siendo que ella ya no soportaba el dolor. “Esto es increíble, no puede ser que esté sentada en un sillón sin comodidad. No sabemos hasta cuándo va a estar así porque no hay dónde internarla”, se lamenta su hijo.

Entre los pacientes que llegaron la anterior semana había un joven que de rato en rato escupía sangre en una bolsa plástica. El médico que lo revisó en el pasillo, le pidió esperar hasta que se libere un poco la emergencia. 

Fallas en el sistema agravan la saturación hospitalaria y el calvario por las fichas

El secretario de Salud y Desarrollo Humano de la Gobernación, Edil Toledo, considera que la saturación se da porque no se está siguiendo el sistema establecido de atención y por la falta de ítems, que es competencia del Gobierno.
Toledo recordó que las competencias son claras y es el Ministerio de Salud quien debe dotar los recursos humanos necesarios para el funcionamiento óptimo del sistema sanitario. 

Anunció que en el tercer nivel se hará la ampliación de las salas de emergencia del Japonés, con 15 camas y, además, en el San Juan de Dios, se habilitará un centro de endoscopía, entre otras medidas.
Toledo también anunció una reunión con la secretaria municipal de Salud para los próximos días, a fin de coordinar y aminorar el problema relacionado con la referencia de pacientes que se hace desde los centros de primer y segundo nivel. 

Manifiesta que el 80 por ciento de atención se tiene que dar en el primer nivel, es decir, en los centros de salud y el 15 por ciento en los de segundo nivel y solo el 5% debe llegar a los de tercer nivel.
Indicó que el problema es crítico por falta de capital humano. Citó como ejemplo a la maternidad, donde no se logra poner a funcionar diez camas de terapia intensiva neonatal por falta de personal. Recordó que históricamente el Gobierno debe 11.840 ítems al departamento, porque hace cinco años que no llega ni uno solo.

La Gobernación insiste en que la realización del censo es primordial para una mejor redistribución de los recursos que permitirán mejor atención en el área de salud.

Para el ministro de Salud, Jeyson Auza, algunas autoridades del departamento ponen como pretexto una inexistente falta de recursos económicos, cuando ni siquiera ejecutan los recursos del SUS. “Lamentamos que existan autoridades en Santa Cruz que estén utilizando el censo como un pretexto”, dijo la autoridad.

Según el Ministerio, hasta el pasado 1 de agosto, se desembolsó a las arcas de la Gobernación de Santa Cruz Bs 113.257.707 de los que solo se ejecutó el 42,25%.

“Ni siquiera han podido ejecutar al cien por ciento de los recursos que les hemos asignado. Les pedimos que dejen de hacer política con el censo y más bien utilicen los recursos que tienen para garantizar la salud al pueblo cruceño”, remarcó Auza.

Toledo señala que la ejecución presupuestaria que indica el ministro no es la correcta, porque han ejecutado el 60%.
Reclama que el Gobierno entrega cada cuatro meses un presupuesto para 14 partidas, entre ellas la compra de medicamentos e insumos. “La parte administrativa y de dirección hacen los esfuerzos sobrehumanos para agilizar los trámites”, señaló.

Toledo dijo que el año pasado Santa Cruz ejecutó 95% del SUS y que este año le han reducido Bs 58 millones en estos ingresos.
La Gobernación tiene un presupuesto de Bs 464 millones para salud, de los cuales 48% se destina al pago de recursos humanos. Son más de 1.200 ítems que son cubiertos por el gobierno departamental. Del total del presupuesto, Bs 152 millones son para cubrir el SUS.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post