Falta de hidrantes y de equipos de emergencia frenaron la lucha contra el incendio en el mercado Mutualista

 Falta de hidrantes y de equipos de emergencia frenaron la lucha contra el incendio en el mercado Mutualista
Falta de hidrantes y de equipos de emergencia frenaron la lucha contra el incendio en el mercado Mutualista

El fuego se propagó desde el pasillo de la asociación 27 de Junio y en cuestión de minutos consumió más de un centenar de puestos. Los comerciantes desesperados trataron de salvar sus pertenencias sacándolas a la calle. El difícil acceso por el caos limitó la llegada de los grupos de auxilio

El incendio reportado en el mercado Mutualista cerca de las 22:45 de este domingo pasó de afectar a un pasillo de la Asociación 27 de Junio a consumir casi toda la ‘parte antigua’ del centro de abastecimiento, más de un centenar de casetas. Es más, por el caos generado y  la dificultad de llegar de los equipos de emergencia, sumado a los pocos equipos e hidrantes en la zona, el incendio se descontroló en cuestión de minutos y causó una tragedia para el lamento de los comerciantes y vecinos.

Falta de hidrantes y de equipos de emergencia frenaron la lucha contra el incendio en el mercado Mutualista

La gente solicitaba ayuda enviando videos y audios a través de las redes sociales, mientras veían que poco a poco se consumían sus mercaderías. Los bomberos de emergencia, al llegar al lugar, trataron de combatir el foco del siniestro pero no fue posible.

Todos los equipos de bomberos de la ciudad pasaron una larga noche combatiendo las llamas y hasta esta mañana continuaban en los predios siniestrados del centro de abastecimiento.

Álvaro Castillo, de los bomberos voluntarios UUBR, indicó que ingresar a la zona en desastre se detectó en el interior de las casetas hasta municiones de armas de grueso calibre. “No se mucho de armas, pero nos ha dejado en riesgo y ha podido lesionar a cualquiera”, denunció Castillo.

Recordó que no solo llegaron a combatir el voraz incendio en el mercado Mutualista, sino que a pocas horas salían de liquidar otro incendio en la zona del Plan 3.000, donde los galpones de una textilería de acopio de telas, fue consumida por las llamas, hecho que provocó mucho desgaste físico de los bomberos. También relució la necesidad de contar con más carros y mejor equipamiento.

“Hemos estado trabajando y se ha logrado contener el avance del incendio en la estructura del mercado, nos hemos esforzado mucho para que no avance, y ahora estamos en tareas de enfriamiento”, dijo el bombero voluntario.

Recalcó que aún hay fuego activo en las casetas siniestradas, por lo que los equipos se reorganizan y rehacen su logística para extinguir las llamas lo mas pronto posible, pero priorizando  las zonas que colindan a otras estructuras no afectadas.

“Si bien la gente de las casetas lo perdió todo y es muy lamentable, pero tienen que entender que el esfuerzo ha sido bastante complejo. La situación, el tipo de distribución de las casetas, el combustible almacenado ha generado que el fuego se desarrolle de manera violenta. Nosotros vamos a cumplir 24 horas de combate de incendios de magnitud. Estamos agotados, pero vamos a continuar con las tareas de extinción”, expresó.

La situación desesperó a los comerciantes que tienen sus puestos en el lugar, quienes salieron de sus casas para trasladarse al mercado con el objetivo de recuperar su mercadería, algunos lo lograron, pero la mayoría llegó cuando el fuego estaba descontrolado y avanzaba rápidamente.

El fuego vivo iluminaba la zona, se escuchaba reventar las conexiones eléctricas dejando a oscuras el lugar. Los gritos de angustia llevaban a los gremialistas a arriesgar sus vidas ingresando a los puestos cerca del voraz incendio, sacando como podían todo lo que sus manos alcanzaban.

“Esto parece un infierno. El fuego por todos lados, la gente desesperada y algunos con síntomas de intoxicación y desvaneciéndose”, es así como testigos del incendio describían el panorama.

Las largas horas de trabajo permitieron que el fuego se contuviera, aún restan otras horas más para neutralizar y controlar focos  activos.

Reporte

La directora de Gestión de Riesgos de la Gobernación, Paola Weber, señaló que 368 bomberos conformados en 13 unidades entre carros bomberos, cisternas, coches de ataque rápido, trabajaron por 11 horas hasta contener el incendio; sin embargo, resta realizar otras acciones porque hay fuego activo en el interior de la ‘zona vieja’ del mercado.

La zona del mercado Mutualista amaneció con un panorama desolador, las calles llenas de desechos y aún con mercaderías acopiadas en diferentes lugares, sectores con agua por el paso de los bomberos, las casetas quemadas, completamente destruidas y colapsadas, mientras que en los alrededores los equipos de bomberos continuaban recargando energías para combatir lo que falta, y otros verificando las zonas para atacar.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de la Gobernación, Jhonny Rojas, indicó que todo el equipo de bomberos voluntarios, continuaba trabajando desde anoche, tiempo en el que aprovechó para agradecerles por la labor sacrificada que realizan no solo en el mercado Mutualista, sino atendiendo todas las emergencias del departamento de Santa Cruz.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post