Filtran el monto que tiktoker Albertina Sacaca cobra por publicidad y las redes sociales

 Filtran el monto que tiktoker Albertina Sacaca cobra por publicidad y las redes sociales
Filtran el monto que tiktoker Albertina Sacaca cobra por publicidad y las redes sociales

Sacaca lamentó que la persona que filtró el precio fuera alguien a quien había acogido en su casa. La tiktoker dijo que tiene un equipo que la apoya y al que tiene que pagarle por su trabajo. Además, remarcó que hace muchas publicidades gratuitas

Una persona contactó y grabó la llamada que le realizó a la tiktoker boliviana Albertina Sacaca, consultándole por el precio de un video publicitario en esa red social, y este sábado filtró esa conversación en las redes sociales sin avisarle a la influencer.

Desde entonces se ha creado una polémica en estos espacios, con discusiones de si es justo o no que Sacaca cobre ese monto económico por hacer su trabajo: $us 1.000 en TikTok y $us 700 en Facebook. 

Sacaca explica en la conversación grabada que cobra eso porque en TikTok tiene problemas cada vez que hace una publicidad, ya que pueden bloquearla por estas acciones. Y añade que en Instagram hace publicidades a cambio de servicios. Sacaca también le menciona a su interlocutor que tiene un equipo con ella al que tiene que pagarle por su trabajo.

En un video respondiendo a esta polémica, Sacaca lamentó que la persona que la engañó en esa llamada hubiera sido alguien a quien ella acogió en su casa y lo trató con amabilidad. También resaltó el tema de su equipo de trabajo al que tiene que pagarle por su apoyo, y que hacer publicidades en TikTok es muy riesgoso, ya que pueden bloquearla y perder su cuenta con más de 5 millones de seguidores y la cual es su fuente de trabajo.

También comentó que hace muchas publicidades para negocios en las que no cobra un solo centavo, y que las hace con mucho gusto.

En las redes sociales Sacaca tuvo mucho apoyo. La gente le decía que está bien que cobre lo que ella crea conveniente, ya que hace un gran esfuerzo para eso. Otros usuarios dijeron que esto dejaba ver el racismo de la sociedad boliviana, ya que no permitían que alguien de clase social humilde cobrara un precio que consideraban ‘alto’ por sus servicios, cuando hay otros influencers de la ciudad que cobran mucho más.

También hubo público en contra de la tiktoker chuquisaqueña, que la acusaban de «fingir su pobreza» para realizar cobros altos.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post