Gobernación cruceña llama a diálogo a manifestantes de Porongo tras dos jornadas violentas

 Gobernación cruceña llama a diálogo a manifestantes de Porongo tras dos jornadas violentas
Gobernación cruceña llama a diálogo a manifestantes de Porongo tras dos jornadas violentas

El posible encuentro surge luego de dos intentos de desalojo a los manifestantes que se encuentran haciendo vigilia en el atrio del Gobierno departamental.

La Ley 208 no se toca, pero se proponen al menos cuatro alternativas para el trazo de la carretera Las Cruces-Buena Vista. Bajo esa premisa la Gobernación de Santa Cruz convoca a los dirigentes vecinales de Porongo movilizado desde hace 12 días, contando hoy, demandando la derogación de la mencionada ley.

El posible diálogo surge luego de dos intentos de desalojo a los manifestantes que se encuentran haciendo vigilia en el atrio del Gobierno departamental.

“Hay dos puntos de base para el diálogo; que nos sentemos a debatir en una mesa técnica y que se depongan las actitudes radicales de los manifestantes”, expresó José Luis Terrazas, director de Servicios Jurídicos de la Gobernación cruceña.

El mismo Terrazas confirmó que se ha denunciado al dirigente vecinal de Porongo, Fernando Vásquez ante el Ministerio Público, acusándolo de instigación a la violencia.

Vásquez consideró que la denuncia era otra forma de amedrentamiento y recordó que quienes intentaron en dos ocasiones desalojar a los manifestantes, fueron funcionarios de la Gobernación y militantes de Creemos, la agrupación que lidera el gobernador Luis Fernando Camacho.

Los manifestantes de Porongo, Las Cruces y Buena Vista que fueron desalojados de manera violenta el lunes, retomaron ayer por la mañana su vigilia en la entrada de la Gobernación cruceña. Sin embargo, por la tarde se produjo un nuevo intento de desalojo, que fue resistido por los comunarios e las provincias y la intervención policial.

La asambleísta departamental de Creemos, Keyla García, increpó a los policías acusándolos de ponerse de lado de los manifestantes. “Ustedes están para servir al pueblo no al partido de turno”, les repetía a los uniformados. García, al igual que su colega y correligionaria, Paola Aguirre, recibieron insultos y hasta le lanzaron algunos objetos cuando intentaban ingresar al edificio del Gobierno departamental.

García acusó a Vásquez de ser “un militante del MAS” y apuntó al ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, a quien tildó de “canalla” y señaló como el responsable de estas movilizaciones.

En otro plano de enfrentamientos, el gobernador Camacho lanzó una campaña audiovisual en la que defiende la vigencia de la Ley 208 para proteger los acuíferos Güendá – Urubó, motivo de la discordia.

“De cada 10 vasos de agua que toman los cruceños, seis vienen de los acuíferos Güendá – Urubó”, que quieren destruir un grupo de propietario de Porongo”, muestra Camacho en un video.

Por el contrario, el ministro Édgar Montaño acusó al gobernador Luis Fernando Camacho de utilizar como pretexto esta ley para beneficiar a empresarios inmobiliarios.

Fuente: La Razón

Comentar

PAT Digital

Related post