Hospitales tienen hasta el 50% de su personal de baja y sin contrato; cierran servicios

 Hospitales tienen hasta el 50% de su personal de baja y sin contrato; cierran servicios

El hospital de Nños, el de la Villa Primero de Mayo y el Francés, además de algunos centros de primer nivel, están al borde del ‘colapso’.

Los contagios masivos y los problemas con los contratos que no fueron renovados están asfixiando el sistema público, que tiene hospitales y centros de salud con el 30 y 50% de su personal afectado por las bajas médicas o por la falta de contratos, lo que está ocasionando el cierre de servicios.

La situación es crítica en el hospital Mario Ortiz, donde se contabilizan más de 100 bajas por Covid-19 y cada vez aumenta la demanda de pacientes con coronavirus que requieren asistencia médica, provocando la sobresaturación de los servicios Covid. Milka Cáceres, jefa de Emergencias, describió como dramática la situación porque no existe dónde ubicar a los niños que llegan con sospechas de Covid-19 u otras enfermedades.

Reveló que actualmente los espacios destinados para pacientes con coronavirus están llenos y cada día surgen nuevos casos, pero no existe el espacio físico dónde atenderlos. En promedio cada día hay tres niños positivos que requieren internación en el centro hospitalario de referencia departamental. El hospital dispone de 28 camas para pacientes Covid y todas están ocupadas, es decir, las cinco de terapia intensiva, las seis de terapia intermedia y las 17 camas de internación. El sábado un niño esperaba por espacio.

Hospital Villa Primero de Mayo Foto: Fuad Landívar

“Por salvar la vida de un niño (con Covid-19) estamos poniendo en riesgo la de otros. Lo peor es que cada día hay una baja entre los médicos que se están exponiendo en el área Covid-19, solo en Emergencias ya tenemos 18 bajas, que son personal clave”, indicó Milka Cáceres, jefe de Emergencias.

En este servicio, según Cáceres, por cada 24 niños que ingresan hay tres o cuatro que tienen Covid-19, que incluso deben ser hospitalizados.

A esto se suma que el hospital suspendió las cirugías programadas porque los médicos y especialistas están contagiados. Mario Huanca, médico de Emergencias, indicó que en el hospital Francés, donde él trabaja haciendo turnos, se tuvo que cerrar el servicio de consulta externa que brinda atención en diferentes ramas médicas ante las bajas del personal. Además, el laboratorio permanece cerrado por las noches y durante el día funciona con la mitad del personal.

“Se están cerrando la mayoría de los servicios porque todos están saliendo positivos, médicos, enfermeras, auxiliares. La otra noche que hice turno de 24 horas me pedían que no internemos más pacientes porque estamos sin enfermeras, se tuvo que cerrar el servicio de cirugía de emergencia porque no había personal, estamos limitados, es de terror lo que se está viviendo”, señaló Huanca. Además, indicó que no tienen espacio para recibir a pacientes con Covid-19 porque las pocas camas con las que cuentan ya están ocupadas, y eso da lugar a que las personas incluso les falten el respeto.

“Los familiares y pacientes están demasiado agresivos porque quieren que se les resuelva el problema y nosotros no tenemos condiciones. Como médicos sufrimos este problema porque tenemos que jugar el papel de “busca espacios” y resolver un problema que no es parte de nuestro trabajo, porque nosotros atendemos la parte médica, pero estamos mendigando espacios en los hospitales para ayudar a los pacientes, y encima la gente no entiende porque nos insultan, nos agreden, nos graban y es una pena porque nosotros hacemos lo que podemos con las condiciones que tenemos”, indicó.

Hospitales tienen hasta el 50% de su personal de baja y sin contrato; cierran servicios

El representante del sindicato de la Red de Salud Centro, Willian Flores, que trabaja en el centro de salud de primer nivel Virgen de Cotoca, dice que es un calvario lo que se vive día a día en los centros de salud. Los familiares de los pacientes peregrinan de un lugar a otro en busca de un espacio en las terapias y, a pesar de la alta demanda de atención médica, muchos hospitales tuvieron que cerrar porque la mayoría del personal está infectado. Y los que permanecen abiertos, se encuentran saturados porque trabajan con la mitad del personal. Asevera que el sistema de salud es un caos y las autoridades improvisan en la lucha contra la pandemia.

A la problemática del contagio masivo se suma la inestabilidad laboral que sufre el gremio debido a la conclusión de los contratos Aisem, dependientes del Ministerio de Salud que acabaron el 31 de diciembre, y los más de 600 contratos municipales que no fueron renovados por parte de la Alcaldía cruceña.

En el hospital municipal Villa Primero de Mayo hay más de 150 profesionales afectados por la falta de renovación de sus contratos. Esto, sumado a las bajas, ha diezmado al 50% el personal del nosocomio, provocando el cierre de varios servicios. Avisos pegados en el ingreso del hospital dan cuenta de la situación crítica en que se encuentra este establecimiento de salud. “Laboratorio se cierra por falta de contrato”, “se cierra esterilización”, “se cierra medicina interna”, “se cierra rayos x y tomografía”, “se cierra la sala de parto por falta de personal”, advierten los letreros a los pacientes que acuden al centro.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post