Odisea de dos teakwondistas bolivianos para llegar a un campamento en México

 Odisea de dos teakwondistas bolivianos para llegar a un campamento en México

La cruceña María Celestes Áñez y el cochabambino Franco Ríos no la pasaron nada bien en su viaje a la capital mexicana donde estarán concentrados diez días

La cruceña María Celestes Áñez y el cochabambino Franco Ríos están entre los mejores taekwondistas de Bolivia y por eso se ganaron el derecho de participar de un campamento, que se viene llevando a cabo en México y que es organizado y patrocinado por la Pan Am Sport.

Los deportistas pasaron de la alegría de viajar a este campamento a momentos de preocupación, sorpresa, enojo y hasta desilusión desde momentos antes de abordar su vuelo.

“Resulta que en el aeropuerto de Viru Viru, la línea aérea Avianca cobraba 70 dólares por maleta y eso no lo sabíamos, por poco se quedan los deportistas, ya que para la vuelta también tienen que pagar el mismo monto por cada maleta que llevan”, dijo Aldrin Áñez, quien es entrenador de la selección nacional de taekwondo y padre de María Celeste.

La explicación que recibieron es que les cobraban ese dinero por el equipaje debido a que el pasaje que fue adquirido para los dos deportistas eran los más económicos, pasajes que fueron otorgados por la Pan Am Sport.

Franco Ríos, que tenía dos maletas tenía que pagar 140 dólares y lo mismo para la vuelta lo que sumaba 280 dólares, por esa razón desarmó su equipaje y tuvo que armar una sola maleta dejando material deportivo en una de ellas en Santa Cruz a cargo de Aldrin Áñez.

“María Celeste hasta pensó en no viajar, ya que era antes de las tres de la mañana y a esa hora de dónde íbamos a conseguir dinero, ya que no estábamos preparados para eso. Hay tomar en cuenta que también debieron llevar plata a México para su transporte del aeropuerto a la concentración y lo mismo para el regreso, pero logramos lo que teníamos y así pudo viajar”, agregó el padre de la deportista.

Ahí no acabaron los problemas. El vuelo se retrasó dos horas y salió a las 5:00 del jueves 22 de septiembre y perdieron la conexión de Bogotá a México, así que la línea aérea se hizo cargo de su hospedaje y alimentación en Colombia de donde salieron a México a las 23:00, perdiendo un día de entrenamiento.

A la llegada a la sede del campamento, que se realiza en instalaciones del Comité Olímpico Mexicano, Áñez y Ríos se encontraron con un ambiente de mucha preocupación debido a los sismos que vivió esa ciudad en los últimos días.

Participan en el campamento 150 taekwondistas de 24 países. El retorno de los deportistas bolivianos está previsto para el domingo 2 de octubre.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post