Kate Moss reveló cómo trata de recuperar su cuerpo dañado por las fiestas y las adicciones

 Kate Moss reveló cómo trata de recuperar su cuerpo dañado por las fiestas y las adicciones

La supermodelo británica se relanza como ícono de la vida saludable. Vende sueros de belleza con cannabis, infusiones y fragancias “sagradas”

La supermodelo inglesa Kate Moss, de 48 años, contó en una entrevista de Vogue que su estilo de vida tuvo un costo en su cuerpo cuando afirmó que sus glándulas suprarrenales y su sistema nervioso estaban ‘jodidos’.

Las glándulas suprarrenales son aquellas que producen hormonas las cuales ayudan a regular el metabolismo, el sistema inmunológico, la presión arterial, la respuesta al estrés y otras funciones esenciales.

En la nota asegura que quería “arreglarlos” y se embarcó en el programa de 12 pasos para la recuperación, haciendo referencia al volumen de autoayuda llamado El Libro Grande, de Max Schmidt.

Kate le dijo a Vogue, “Aprendí a mirarme a mí misma, a mis defectos y a ver quién soy. Y no tener miedo”.

Kate Moss reveló cómo trata de recuperar su cuerpo dañado por las fiestas y las adicciones

“Empecé a meditar todos los días, haciendo meditación trascendental, nadando salvajemente… Probé todo”, dijo Moss.

La ex top model británica lanza este jueves una página web de cosméticos y accesorios bautizada Cosmoss, intentando reinventarse como musa del bienestar y sumándose a una serie de celebridades que han creado imperios de comercio electrónico.

Moss ha tenido relaciones de pareja con el actor estadounidense Johnny Depp y músicos británicos como Pete Doherty y Jamie Hince. Ahora promueve ahora un estilo de vida basado en la naturaleza “cósmica”.

Vende sueros de belleza con CBD (una sustancia química de cannabis) y colágeno, infusiones y fragancias “sagradas” que prometen “equilibrar el cuerpo y el alma con el entorno natural y los ciclos circadianos”.

Aunque sigue fumando, asegura que ya no bebe y que sus travesuras juveniles han quedado atrás. “Ya no me gusta no tener el control de mí misma”, dijo al programa Desert Island Discs de la BBC.

ADICCIÓN

Daily Mail recordó que la modelo británica fue famosamente apodada ‘Cocaine Kate’ cuando fue fotografiada esnifando la sustancia en 2005.

En una nota de 2020, el amigo de Kate, DJ Fat Tony, contó cómo había estado sobria durante dos años mientras mantenía un estilo de vida saludable después de décadas de fiesta.

Kate Moss reveló cómo trata de recuperar su cuerpo dañado por las fiestas y las adicciones

Su amigo productor, de 56 años, quien ha estado sobrio durante 15 años, dijo en ese momento, “Kate ha estado limpia durante más de dos años. Mis compañeros sobrios y yo ahora la pasamos mejor que cuando solíamos beber y tomar drogas”.

El cambio fue una sorpresa para algunos dado que el amor de Kate por las bebidas alcohólicas, que según los informes se extendió a copas de prosecco a las 8 am y copas de vino y vodka en el almuerzo, hizo que sus amigos acuñaran el apodo de “The Tank”.

En 1998, cuando tenía tan solo 24 años, ingresó en The Priory, un centro de rehabilitación para celebridades de Londres, después de sufrir lo que se denominó “agotamiento”.

DELGADEZ

La modelo, además contó que cuando empezó en el mundo del modelaje, en la adolescencia, se sentía muy insegura de su cuerpo. Muchos fotógrafos la obligaron a hacer topless a la edad de 16 años amenazándola con no contratarla más si no cumplía sus demandas. Su cuerpo era elogiado por la industria por ser muy delgada.

Kate Moss reveló cómo trata de recuperar su cuerpo dañado por las fiestas y las adicciones

“Yo era así de flaca porque no paraba de hacer shows, trabajaba muy duro. En esos primeros tiempos, paraba en un bed and breakfast de Milán, donde llegaba de trabajar todo el día y no había nada para comer”, aseguró.

“Iba a trabajar a la mañana temprano, y tampoco había comida. Nadie te llevaba a almorzar cuando yo empecé. Me acuerdo que una vez me llevó Carla Bruni, que fue divina conmigo”, recordó.

La alimentación no estaba entre sus prioridades, pero tampoco entre las de quienes manejaban sus actividades: “En general, nadie se ocupaba de que me alimentara. Nunca fui anoréxica, o no hubiera podido trabajar como lo hacía”, concluyó.

Fuente: Infobae

Comentar

PAT Digital

Related post