La ciencia descubre que nos hace atractivos para los demás

 La ciencia descubre que nos hace atractivos para los demás

Desde que la psicóloga Katherine Valentine (Universidad de Administración de Singapur) advirtiera que el índice entre anchura y altura facial (fWHR) del varón era indicativo de masculinidad visto desde la perspectiva de la mujer y que esta era la razón por la que una mujer podía saber si querría a un hombre como compañero sexual dentro de los primeros 3 minutos de cita, el revuelo no pudo ser mayor. Esta afirmación iba acompañada de otras muchas como que, según Valentine, la mandíbula ancha masculina hace que «el individuo sea visto como más seguro de sí mismo, más exitoso, más agresivo y más capacitado para sobrevivir en una pelea cuerpo a cuerpo». ¿Y por qué sucede esto? La ciencia descubre qué nos hace atractivos para los demás.

Cuestión de hormonas, las reglas de la atracción física

El hecho de que a las mujeres les atraigan, inicialmente, los rasgos anteriormente citados, está directamente relacionado con las hormonas ya que estas facciones indican un alto nivel de testosterona, hormona sexual masculina. Las mujeres tampoco se libran de los resultados de estudios, cuanto menos, insólitos. Según apunta un equipo de científicos de la Universidad de California, se puede calcular la capacidad seductora de la mujer según la separación entre los ojos y entre estos y los labios. Así, quienes más capacidad seductora tenían eran las mujeres en las que la separación entre ojos y boca eran un 36% del total del rostro. Además se advirtió que la separación entre los ojos es ideal cuando representa un total del 46% del total de la cara.

Cásate con un hombre con barba

Así se podría titular un estudio de la Universidad de Gales del Sur en el que se encuestó a más de 1000 mujeres y que dio como resultado que los hombres con barba «de unos días» son vistos como más atractivos, saludables y masculinos. No es casualidad que la moda de las barberías y los hipsters esté a la orden del día.

El canon de belleza intemporal en las mujeres

Desgraciadamente, el canon de la belleza de las mujeres, el de reloj de arena, sigue vigente a pesar de que solo un 8% de las mujeres tienen este tipo de figura. Así lo ha constatado el Departamento de Psicología de Nebraska. Por supuesto, esto está intrínsecamente ligado a la fertilidad femenina. Se supone que una cintura estrecha será mucho más óptima para ofrecer unos buenos genes (el exceso de grasa abdominal conlleva más probabilidades de padecer cáncer, diabetes…etc). Asimismo, las caderas anchas están más vinculadas a la procreación.

Por otra parte, uno de los estudios más pintorescos que encontramos lo realizaron en la Universidad Emory en EEUU. Los resultados fueron que los pechos, cuando son estimulados, liberan oxitocinas, una hormona denominada «de los mimosos» porque es la que ayuda a estrechar lazos en la pareja. 

Mirar a los ojos, los que nos hace atractivos para los demás

A pesar de todos los estudios anteriores y de muchos más que quedan en el tintero, una mirada franca y abierta es el mayor señuelo que alguien puede ofrecer para despertar la curiosidad del otro. Así apareció en la revista Nature que un cruce de ojos hace que se despierten en nuestro cerebro las áreas de la recompensa y que dé como resultado que nos sintamos atraídos hacia quién nos ofrece una mirada. Sin embargo, no todos tenemos las mismas ventajas; si una persona guapa mira y sonríe limpia y alegremente estás perdido porque su capacidad  para encandilarte será mayor que en el resto de los mortales.

¿Y qué hay del altruismo? ¿Es atractivo o no?

Según un artículo que fue publicado en el British Journal of Psychology la mujer valora positivamente los actos de altruismo pero no así el hombre, que no los tiene en cuenta a la hora de elegir pareja sexual. Las diferencias en ambos no se hacen tan patentes en la práctica debido a que la sociedad limó muchas de las tendencias biológicas, actualmente en desuso. Planteamos una cuestión para que esto se entienda: Si dos personas que se conocen y quieren estar juntas no desean tener hijos, ¿se fijarán también en estas características?

Fuente: Psicoadapta

Comentar

PAT Digital

Related post