La división del MAS ‘traba’ la aprobación del Presupuesto General del Estado

 La división del MAS ‘traba’ la aprobación del Presupuesto General del Estado
La división del MAS ‘traba’ la aprobación del Presupuesto General del Estado

Los ‘renovadores’ solo concentran 44 votos. Intentan un consenso entre masistas para lograr aprobar el Presupuesto General del Estado con 66 adhesiones. Los ‘evistas’ afirman que ya no es posible reconsiderar el proyecto en Diputados

La división del MAS traba la aprobación del Presupuesto General del Estado (PGE) 2023. El bloque de diputados que responden al presidente Luis Arce solo consiguieron 44 votos de los 66 necesarios para aprobar el proyecto. Ahora aprovechan el cuarto intermedio de la sesión para lograr consensos con sus pares “evistas” que ayer rechazaron la propuesta del Ejecutivo. Por su lado, el diputado oficialista Ramiro Venegas alerta de una traba legal que impediría la reconsideración del anteproyecto en la Cámara Baja.

La sesión de ayer estaba prevista para las 18:30; sin embargo, se suspendió hasta el martes 13 de diciembre. La diputada oficialista Deisy Choque dijo que su colega Andrés Flores, como jefe de bancada nacional, deberá convocar a una reunión de los 78 diputados del MAS para lograr acuerdos y disipar dudas, aunque adelantó que el grupo de 34 diputados no asistió a otras convocatorias.

“Seguramente se buscarán acuerdos, deben tener quejas y propuestas. Tiene que actuar nuestro jefe de bancada nacional para poder convocarlos y escucharlos y, asimismo, a nuestro presidente de la Cámara de Diputados (Jerges Mercado). Esperemos que no haya un acuerdo entre la oposición y estos colegas para retrasar los proyectos que vengan del Ejecutivo. Nosotros nunca hemos acordado nada con la oposición”, sostuvo la legisladora 

Agregó que la anterior semana y el martes convocaron a toda la bancada masista para analizar el proyecto de ley enviado por el Ministerio de Economía, pero lamentó que sus colegas en lugar de expresar sus dudas en esa instancia hayan rechazado el modelo económico en el pleno. Dijo que, incluso, conoce que hubo una convocatoria paralela de reunión entre “evistas”.

“No vale la pena decir ‘evistas’ porque si lo fueran hubieran defendido un modelo económico que ha encabezado el hermano Evo Morales”, reclamó.

En concordancia, su par Juan José Jáuregui, del grupo de “renovadores”, dijo que en la sesión maratónica de 19 horas, entre el miércoles y jueves, se corroboró que un “sector radical” no está a favor del modelo social económico productivo, del pago de los Juancito Pinto, la Renta Dignidad y que no está a favor que se siga invirtiendo en escuelas.

Ha primado los intereses particulares. Estamos haciendo las evaluaciones jurídicas para seguir el tratamiento legislativo. Pero el discurso y la faceta de leales a un Gobierno se les ha caído. Realmente el presupuesto no solo atinge a una opción política sino interesa a la realidad de todas las bolivianas”, dijo el parlamentario haciendo alusión a los constantes pronunciamientos del líder del MAS sobre la “traición” de algunos legisladores y de la lealtad que tiene el oficialismo con el Gobierno.

Incluso, la oposición se mostró sorprendida porque un bloque rechazó el modelo económico que planteó el MAS por más de 14 años de Gobierno. “Es una derrota política a la que están llevando a su partido”, manifestó el vicepresidente de Diputados, Ingvar Ellefesen, de Comunidad Ciudadana.

El pleno debía volver a tratar ayer el documento, pero la bancada oficialista no pudo llegar a un acuerdo, según fuentes del Legislativo. Si se vuelve a rechazar el proyecto de Ley de Presupuesto General del Estado 2023, se aplica el PGE 2022.

“Como rechazamos, hay la reconsideración y si esta fase no prospera se tendría que aplicar el presupuesto del año pasado por la ultra actividad de la norma porque no puede haber un vacío en materia presupuestaria”, explicó el diputado Carlos Alarcón, de Comunidad Ciudadana.

El MAS necesita la mitad más uno de los votos de 130 diputados para aprobar el proyecto, es decir, 66 adhesiones. Ayer solo logró 44 que corresponden a los renovadores. Por lo tanto, si acuerdan con al menos 22 “evistas” tendrían los votos necesarios.

Desde el Ejecutivo también hubo pronunciamientos sobre el rechazo del presupuesto. El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, expresó su esperanza de que la norma sea aprobada en el Legislativo, porque de lo contrario perjudicaría al Gobierno central, gobernaciones, municipios y universidades, entre otros actores públicos.

“No quisiéramos pensar que hay una especie de boicot a la gestión de nuestro presidente Lucho Arce. Confiamos en que los asambleístas van a hacer una reflexión, tomarán conciencia de la importancia del PGE 2023 y lo aprobarán”, dijo la autoridad.

Jorge Richter, vocero presidencial, planteó la búsqueda de consensos y dejar de lado los intereses de orden político.

“Hay que trabajar sobre todo en mirar cuáles son los argumentos con los cuales se ha rechazado y a partir de aquello hay que construir consensos. En beneficio del país significa (revisar) las características que tiene el presupuesto y cómo va a incidir en la población. Si las miradas son de orden político, para que el otro pueda sentir que hay un poder encima de él, entonces estamos dejando de lado a la población y estamos priorizando la lucha de orden político”, reflexionó el portavoz.

Traba legal

El diputado Ramiro Venegas, del ala “evista” del MAS, confirmó a este medio que hasta ayer en la noche no hubo contacto con su persona para comunicar alguna reunión con los ‘renovadores’. Sin embargo, dijo que en caso de consensuar existe un impedimento “técnico” para reconsiderar el proyecto de ley en el pleno de la Cámara de Diputados.

“El diputado Flores pidió un cuarto intermedio antes de que se reconsidere la ley. A esto le siguió la lectura de los resultados de la votación e inmediatamente levantó la sesión haciendo referencia que solo quedan dos puntos a tratar en mesa. Pero en ningún momento dio cabida a la reconsideración y Mercado dio por cerrado el tema”, apuntó.

Venegas no descarta llegar a consensos, pero de por medio ve esta traba legal para volver a tratar el documento.

El jueves en la madrugada, cuando el presidente de Diputados Jerges Mercado pedía dar los resultados de la votación en grande, el diputado Andrés Flores pidió un cuarto intermedio y dijo: “antes de que se entre a la reconsideración solicito se entre a un cuarto intermedio sin hora y fecha, hermano presidente”. El secretario dio los resultados de 44 diputados a favor del PGE 2023, y 68 en contra.

Mercado concluyó la sesión diciendo: “como es de su conocimiento ha concluido la votación, tenemos dos puntos en mesa todavía para tratar”, con estas palabras, según Venegas, no hay posibilidad de reconsiderar la norma.

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post