La economía de Brasil se desploma a la sombra del covid-19

 La economía de Brasil se desploma a la sombra del covid-19

La crisis del covid-19 se ha cobrado más de 450.000 vidas en Brasil y ha arruinado los medios de vida de muchos más. Los brasileños se enfrentan a una de las peores recesiones económicas de la historia del país. Millones siguen desempleados, la inflación está aumentando, innumerables empresas se están hundiendo y la gente pasa hambre.

“Es la nueva década perdida, peor que la de los 80”, dice Claudio Considera, economista y coordinador del Centro de Cuentas Nacionales de la Fundación Getulio Vargas.

Después de varias décadas de prosperidad económica, la superabundancia de petróleo de la década de 1980 abofeteó a Brasil con una deuda externa vertiginosa, una moneda drásticamente devaluada e hiperinflación de más del 200%. Durante la siguiente década, los brasileños sufrieron congelamientos salariales, precios de los alimentos que se dispararon y estantes vacíos.

Brasil es el segundo país del mundo con más muertes por coronavirus

Brasil acelera su proceso de vacunación


Después de un período de recuperación gracias a las reformas económicas y a un gobierno democrático más estable, Brasil volvió a sumergirse en su recesión más larga y profunda de 2014 a 2016 bajo la administración de la expresidenta Dilma Rousseff, quien fue llevada a juicio político después de que el gasto público fallido hundiera la economía y avivara inflación.

«A partir de entonces no pudimos recuperar el crecimiento, y luego llegó la pandemia en 2020 y arrojó a Brasil a un escenario aún peor», agrega Considera.

La elección de Jair Bolsonaro en 2019 hizo poco para enderezar el camino de Brasil hacia el crecimiento económico. Las reformas económicas, incluida la privatización de industrias estatales, las reformas laborales y de pensiones, no lograron remediar el desempleo y la inflación desenfrenados.

En su peor momento, Bolsonaro enfrenta investigaciones por su gestión, una  de ellas por la pandemia

Evitar restricciones ‘a toda costa’


Desde la llegada del covid-19 a Brasil, el gobierno federal ha seguido una política de evitar firmemente las restricciones «a toda costa», con la esperanza de superar el contagio del covid-19 sin efectos drásticos en la actividad económica.

La economía de Brasil se desploma a la sombra del covid-19

El 15 de mayo de 2020, el presidente Bolsonaro dio una conferencia de prensa en la que declaró que las medidas de confinamiento serían «un camino hacia el fracaso [económico]».

Casi un año después, el 23 de febrero, enfatizó: «Esta historia de encierro, el ‘vamos a cerrar todo’, no es el camino. Este es el camino al fracaso. Quebrará a Brasil».

En marzo, Bolsonaro incluso le pidió al fiscal de Brasil que presentara una solicitud a la Corte Suprema del país para evitar que los gobernadores y funcionarios locales impongan bloqueos. Cuando el tribunal desestimó el caso, Bolsonaro dijo a sus partidarios que «se acerca el caos. El hambre empujará a la gente a salir de sus casas, tendremos problemas que nunca esperábamos, problemas sociales muy graves».

Brasil supera la barrera de los 60.000 muertos por el coronavirus

Fuente: CNN en español

Comentar

PAT Digital

Related post