La historia del Negro: el perro que busca familia con un CV, tras la muerte de su «humano»

 La historia del Negro: el perro que busca familia con un CV, tras la muerte de su «humano»

La historia del Negro: el perro que busca familia con un CV, tras la muerte de su «humano», pronto conseguirá un nuevo hogar, eso es seguro, nadie puede resistirse al rostro del Negro, que ya fue visto por millones de personas en todos los canales de televisión, en los portales de noticias y en ese CV que sus rescatistas armaron y subieron a las redes para hallarle una familia definitiva que lo ame para siempre.

La historia del Negro: el perro que busca familia con un CV, tras la muerte de su "humano"

Se trata de un can mestizo, tiene unos 5 años, ya “peina” algunas canas, pero es jovial, tiene buena salud y sobre todo mucho amor para brindar. Tuvo hace unos meses la desgracia de haber perdido a su humano, Diego Beider, el rescatista que lo había adoptado y murió de forma súbita en su casa de Mataderos, adonde fue hallado rodeado del amor de sus rescatados.

Beider lo había adoptado en 2016 con apenas unos meses de vida y, dicen, era su preferido. El hombre murió en julio pasado y, cuando el cuerpo fue sacado de su casa, el Negro se escabulló y siguió a la ambulancia que lo llevaba. Luego fue detrás de la familia hasta la casa velatoria. Las amigas del rescatista encontraron hogar para todos sus animales, pero el Negro tuvo una doble experiencia traumática: la primera familia que lo llevó a su casa luego de golpearlo lo abandonó. Así fue hallado por Karina, una amiga de su humano, en la vereda de la casa velatoria, adonde esperó volver a encontrarlo. Una vez más hallaron un hogar para él, pero otra vez volvieron a abandonarlo y otra vez fue al lugar donde sintió por última vez el olor de su protector.

Lo dejaron atado a un soga bajo las inclemencias del clima, lo golpeaban y una vez más fue descartado. Estuvo tan deprimido que no comió por cuatro días, no se movía y no levantaba la cabeza, contaron sus rescatistas.

“Un día Karina iba en su auto y otro que tenía enfrente le hace luces, no entiende por qué y de golpe ve cómo un perro negro se abalanzaba sobre su coche. Frenó y lo vio, era Negro. ¡La había reconocido! ¡Estaba en shock! El perro se le fue encima, como pidiéndole ayuda… Estaba en la vereda de la funeraria donde lo habían velado a Diego unos meses antes. Karina no lo sabía porque no lo había ido a despedir, pero cuando me pasó la dirección y la referencia del lugar no lo pude creer”, contó Victoria Per, una de las rescatistas amigas de Beider, al relatar cómo el animal reconoció a otra persona del grupo.

La historia del Negro: el perro que busca familia con un CV, tras la muerte de su "humano"

El doctor Juan Enrique Romero, consultado por Infobae, explicó cómo se producen este tipo de búsqueda en los perros. “El reconocimiento del tutor se da por varios factores: el olfato es la huella digital que le permite al perro identificar a su tutor y a su vínculo afectivo, también lo puede vincular visualmente, pero en este caso, al tratarse de una casa de velorios no tiene forma de verlo”.

La historia del Negro: el perro que busca familia con un CV, tras la muerte de su "humano"

El doctor Romero consideró “imprescindible entender que, además de los olores, existe un cambio entre los olores de un vivo y de una persona muerta. Esto es muy importante porque la identificación tiene que ver con la persecución del olor de lo recién muerto, eso es lo que ha hecho este animal y por eso se ha quedado de guardia, esperando que retornen los olores, cosa absolutamente fantasiosa, de su tutor ya muerto”, subrayó.

En cambio, el experto descartó la existencia de un “instinto de búsqueda”, eso “no existe”, dijo. “El instinto tiene que ver con la cuestión específica gregaria, social, de dependencia con nosotros” que tiene un perro. “Los seres humanos somos la referencia de la manada en el perro y esto es lo que él trata de satisfacer utilizando como herramienta fundamentalmente el olfato”.

“El animal lo que trató de rescatar de alguna manera son los olores que le resultaban familiares, aunque haya pasado tanto tiempo, y creo que recuperó la ubicación en tiempo y espacio con las amigas del proteccionista a quienes tenía mucho más frescas en su recuerdo”, explicó.

La historia del Negro: el perro que busca familia con un CV, tras la muerte de su "humano"

“Los perros tienen un olfato 1.000.000 de veces superior al de los seres humanos, con una increíble capacidad de discriminación y memoria de olores”, explicó. “La superficie del epitelio olfativo es semejante al área de su cuerpo y el desarrollo muy marcado de un órgano (el órgano vómero nasal u órgano de Jacobson) dedicado al olfato le permite este distingo”, agregó.

Por ejemplo, dijo, “cuando un perro huele una comida, es capaz de separar discriminando cada uno de sus componentes y guardarlo en su memoria”. Así, puede “relacionar el olor guardado con una búsqueda en particular y perseguir ese objetivo”, como ocurrió con el Negro y su necesidad de encontrar a su tutor.

El doctor Romero advirtió que el doble abandono que sufrió el Negro luego de la muerte de su humano implica una “crueldad extrema”, ya que “el abandono es la peor forma de matrato”.

“Por eso muchos proteccionistas toman todas las precauciones en cuanto a la ubicación de un animal en un nuevo hogar y algunos les parece precauciones exageradas, pero creo que este caso es la demostración inequívoca de que no lo son”, sostuvo.

Fuente: Infobae

Comentar

PAT Digital

Related post