Las estrategias más utilizadas en el póker

 Las estrategias más utilizadas en el póker

El póker es un juego de mesa enormemente popular en todas partes del mundo.

Aunque su premisa es sencilla y se puede aprender a jugar en menos de diez minutos, es un juego realmente emocionante.

Si bien el póker contiene un elemento de azar, también involucra un fuerte componente de habilidad, este último resulta con frecuencia ser más importante y permite que el póker pueda jugarse de forma profesional.

Un jugador experto sabrá “leer” las manos de sus rivales, con lo que puede realizar un movimiento que podría no tener sentido para alguien que recién empieza a jugar. De forma similar, un profesional del póker también tendrá la capacidad de “engañar” a los rivales para hacerles creer que tiene una mano más fuerte o débil de la que realmente posee.

Lo interesante es que estás habilidades pueden desarrollarse y entrenarse. Y si bien no garantizan que se ganen todas las manos, sí que aumentan considerablemente las probabilidades de obtener una victoria.

Existen innumerables técnicas para jugar y conocer cuáles son las más importantes es una ventaja significativa. Con este objetivo en mente, te presentamos en la siguiente sección un resumen con las tácticas más eficaces y utilizadas en el póker.

Defender la ciega grande

La posición en la mesa es uno de los factores más importantes en el póker, aunque es comúnmente subestimado. De acuerdo con tu posición, puedes jugar de forma reactiva o proactiva.

Cuando te encuentras en la ciega grande, es como si te vieras forzado a realizar una apuesta. Esto te permite jugar un rango de cartas más amplio ya que al ser una apuesta obligada puedes hacer call con una mejor relación costo-beneficio.

Aparte de tu posición, también debes considerar el número de jugadores en la mesa, el lugar de la persona que aumenta la apuesta (si alguien lo hace) y el valor total del pozo.

Hazaña de póker - Cortesía

Jugar el straddle

El straddle en el póker es un tipo de apuesta opcional que se puede realizar en el póker, sin embargo, es una herramienta de juego importante cuando se usa correctamente.

Si no estás seguro del nivel de habilidad de tus rivales puedes jugar un straddle bajo o no realizar ningún tipo de movimiento. Una vez conozcas mejor las capacidades de tus oponentes, puedes apostar más en el straddle e incluso puedes defender una apuesta con manos poco favorables, aprovechándote de la debilidad de los demás jugadores.

Check-raise

El check-raise es una de las estrategias más básicas y efectivas del póker. Tal como su nombre lo indica consiste en realizar check en la primera mano para posteriormente hacer una apuesta.

El objetivo del check-raise es engañar a tus rivales, haciéndoles creer que tienes una mano más débil de la que realmente posees para que apuesten más. Posteriormente, puedes atraparlos u obligarlos a doblar su mano aumentando el valor de la apuesta.

Jugar póker - Cortesía (1)

Juego lento (Slowplay)

Cuando recibes una mano extremadamente fuerte una de las mejores formas de jugarla es mediante el juego lento.

Puedes limitarte a hacer check y call a las apuestas de los demás jugadores, obteniendo de esta forma un pozo más grande del que hubieses obtenido jugando agresivamente.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el juego lento es una estrategia pasiva. Si los demás jugadores no apuestan no tendrás forma de aprovechar tu mano. De forma similar, el jugar lento también permite que tus rivales vean más cartas sin ningún tipo de costo.

Lo mejor es jugar lento si crees tener una ventaja importante y no permitas que el resto de la mesa acceda a más cartas cuando hay riesgo de que superen tu mano.

Controlar el número de manos y jugar de forma agresiva

El póker es un juego de fortaleza mental y uno de los métodos para demostrar mayor fuerza es la agresividad.

Sin embargo, el juego agresivo no significa apostar un gran número de manos o incrementar el tamaño del pozo sin considerar el verdadero valor de tus cartas. Por el contrario, el juego agresivo implica paciencia.

Si deseas mostrar fortaleza, desarrolla una sólida estrategia de pre-flop, aprende con qué manos debes retirarte y explota las ventajas de las manos fuertes. El póker es uno de los juegos de casino más conocidos y goza de gran popularidad alrededor del globo.

Si bien contiene un elemento de azar, puedes maximizar tus probabilidades de victoria aprendiendo una estrategia de juego. De forma general, el objetivo de una estrategia en el póker es sacar el máximo provecho a tu mano teniendo en cuenta factores como la posición en la mesa, el carácter de los rivales, y el valor del pozo.

Si quieres conocer más acerca del mundo del póker, utiliza los elementos expuestos en este artículo para tener una noción básica de las estrategias y trucos más utilizados.

Fuente: Revista Ronda

Comentar

PAT Digital

Related post