Mariúpol: Cuenta regresiva para la batalla final

 Mariúpol: Cuenta regresiva para la batalla final

A los separatistas pro rusos del este de Ucrania no les interesa volver a la mesa de negociaciones.

Las fuerzas rusas mantienen la presión sobre la ciudad portuaria de Mariúpol, en el sureste de Ucrania, donde la resistencia de los ucranianos es desesperada. Los soldados ucranianos afirman que se les están agotando las municiones. 

Las milicias separatistas apoyadas por soldados rusos aseguran que ya controlan el puerto de esa ciudad estratégica, puente entre Crimea y el Donbass.

Las fuerzas separatistas se muestran confiadas en la toma de Mariúpol, en el sureste. El final está cerca, aseguran. Todo se juega en estos momentos en la zona industrial de esta ciudad portuaria.

La mitad de los soldados ucranianos en Mariúpol están heridos

La marina ucraniana que defiende la zona, reconoce que estamos probablemente en las horas previas a la última batalla porque ya no les quedan municionesni comida tras 40 días de combate. Además, la mitad de sus hombres están heridos.

“Los soldados ucranianos están rodeados y bloqueados. Hay decenas de miles de muertos y el 90% de las casas están destruidas”, informó por las redes sociales el consejero presidencial ucraniano Majaíl Podolyak.

Desde Donetsk, en el este, bastión de los pro rusos del Donbass, el responsable de la milicia separatista, Eduard Basurin, explicó este lunes el plan para acabar con los ucranianos que aún resisten atrincherados en Mariúpol.

«El objetivo principal es bloquear completamente el área industrial, destruir sus equipos militares para que no puedan huir a las zonas residenciales de la ciudad. Luego, veremos cómo los expulsamos», dijo al micrófono de Anissa Eljabri, enviada especial de RFI a Donetsk.

“Los aniquilaremos”

Mariúpol: Cuenta regresiva para la batalla final

Para la otra batalla decisiva en el este, la del Donbass, el plan también ya está listo: «Nos estamos preparando para cercar al grupo de las fuerzas militares más poderosas de Ucrania. Estimamos que son entre 90.000 y 100.000 soldados. Vamos a aislarlos y si no se rinden, los aniquilaremos, Ucrania entonces habrá perdido prácticamente todo su ejército, nuestro objetivo es que haya una desmilitarización del 90%» explicó, el jefe de la milicia separatista ante la prensa y añadió que no van a negociar hasta que alcancen sus objetivos.

Los separatistas no quieren negociar

A los separatistas pro rusos del este de Ucrania no les interesa volver a la mesa de negociaciones. Así lo declaró el presidente de la república autoproclamada de Donetsk, Denis Pushilin.

“Creo que no sirve de nada negociar con Ucrania. Llevamos hablando con ellos sobre los acuerdos de Minsk desde hace 7 años y durante este periodo, lo único que ha hecho Ucrania es reforzar sus posiciones y su ejército. Este tiempo lo usaron para prepararse a resolver el conflicto de forma militar”, dijo Pushilin. 

Fuente: El Deber

Comentar

PAT Digital

Related post