Más de 300 víctimas tras las mortíferas inundaciones en Sudáfrica

 Más de 300 víctimas tras las mortíferas inundaciones en Sudáfrica
Sudáfrica

En las redes sociales, las familias publican sus números de teléfono por si alguien encuentra a sus seres queridos

Sigue en aumento el número de víctimas mortales tras las intensas lluvias que duraron varios días en la provincia de KwaZulu-Natal, en el este de Sudáfrica. El presidente Cyril Ramaphosa se reunió con las familias afectadas y el gobierno declaró estado de desastre.

Por el enviado especial de RFI en KwaZulu-Natal, Romain Chanson 

«El lunes por la noche, estaba en mi habitación viendo la televisión . De repente oí un ruido fuerte. Abrí la puerta para echar un vistazo: el patio delantero había desaparecido”, cuenta a RFI Trevor, un sudafricano que estuvo a punto de perder la vida en las inundaciones. Un deslizamiento de tierra casi se lleva su casa.  

«En el pasado hemos tenido fuertes lluvias, pero no como esta», dice. Como muchos sudafricanos, Trevor no tiene seguro. Todas las reparaciones tendrá que pagarlas su familia con su propio bolsillo. 

Los daños en la provincia de KwaZulu-Natal son extensos, dice Shamlin, quien preside un grupo de vigilancia ciudadana en un municipio costero.  «Las casas han sido arrancadas, los conductores han sido arrastrados, los coches se han quedado atascados en el barro, ha habido desprendimientos. Y sólo es el principio: cuanto más limpien, más descubriremos los daños y los cadáveres», apunta. 

En las redes sociales, las familias publican sus números de teléfono por si alguien encuentra a sus seres queridos, con la esperanza de que los desaparecidos estén a salvo. 

La calma vuelve poco a poco a Durban 

El presidente Cyril Ramaphosa estuvo en la zona para inspeccionar los daños este miércoles 13 de abril. El clima ha mejorado, lo cual ha dado un respiro la ciudad de Durban y a sus alrededores.  

La carretera que bordea el Océano Índico debería volver a abrir tras varios días bajo el agua. Enormes contenedores fueron arrastrados hasta ahí.   

Servicios de electricidad, agua y de recolección de basuras se han reanudado en algunos lugares, pero los equipos están extremadamente ocupados.  

Los tanatorios se están quedando sin vehículos mortuorios. La policía se ha hecho cargo de recoger cadáveres en ciertos sitios. Se espera que la lluvia vuelva a partir del viernes. 

Fuente: EL DEBER

Comentar

PAT Digital

Related post