Ola de calor en La Paz elevó consumo de agua en 30%

 Ola de calor en La Paz elevó consumo de agua en 30%
Ola de calor en La Paz elevó consumo de agua en 30%

Las reservas de agua potable llegan al 48% de la capacidad de almacenaje. El Senamhi prevé lluvias a partir de la última semana de noviembre, con lo que se espera se pueda incrementar el nivel de almacenamiento.

El intenso calor que se vive en La Paz y El Alto en estas semanas ha cambiado el ritmo de consumo de agua. De acuerdo con los datos de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS), el uso de agua potable en ambos municipios subió en 30% a causa de una ola de calor que todavía persiste.

Así lo informó el interventor de EPSAS, Vladimir Iraizos, a La Razón y puntualizó que el fenómeno se registró en todo el país.

“El consumo subió por lo menos en 30%; por ejemplo, si consumíamos 100 litros, ahora hemos consumido 130 litros más durante el fin de semana y el feriado de Todos Santos. Eso también es a causa del calor que estamos sufriendo y no solo en La Paz sino a nivel nacional”, dijo el interventor.

Los técnicos de EPSAS detectaron que en algunas zonas el requerimiento era mayor, por lo que se optó por reducir la presión gradualmente para evitar el derroche de agua.

Las temperaturas han tenido un notorio incremento desde finales de octubre en La Paz y El Alto. Incluso, en la última semana de octubre, ambos municipios estuvieron a punto de romper su récord de calor.

Para La Paz, el récord de 26,5 grados centígrados es de 2004 y a finales de octubre se llegó a los 25,6 grados. En similar situación estuvo El Alto, que alcanzó los 20,3 grados, muy cerca de su récord de 23, que se reportó en 1965, de acuerdo con los datos del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi).

Para esta semana, el panorama no cambiará demasiado. Los pronósticos de la institución señalan que en el municipio paceño se oscilará entre los 23 y 24 grados centígrados como temperaturas máximas hasta el viernes.

Mientras que en El Alto, se llegará hasta los 19 grados centígrados hasta el viernes. Según el Senamhi, en este municipio pueden registrarse lluvias dispersas el miércoles, empero, para el jueves y el viernes el cielo estará más despejado.

AGUA

Este cambio en las usuales jornadas frías de La Paz y El Alto generaron un más acelerado consumo de agua, lo que ahora se refleja en un almacenaje por debajo del 50%. Se espera que las lluvias de la temporada puedan equilibrar las reservas.

“De 61 millones de metros cúbicos, estamos ahora con 29 millones de metros cúbicos, que quiere decir que estamos con un 48% de almacenaje”, señaló.

El interventor de EPSAS agregó que, a raíz de las altas temperaturas registradas en La Paz y El Alto, solicitaron reuniones con personal del Senamhi. La entidad informó que se prevén lluvias para la última semana de noviembre.

“Está garantizado el suministro de agua con la probabilidad de que no lloviera, pero hemos tenido una reunión con la dirección del Senamhi que ha informado que la última semana de noviembre empiezan las lluvias y todo diciembre. También nos dijeron que no será con la misma intensidad del año pasado, entonces tenemos que prever que se llenen las diez represas a su máxima capacidad”, sostuvo Iraizos.

El ejecutivo puntualizó que las reservas de agua para el municipio La Paz garantizan el suministro hasta finales de diciembre, en caso de que no se registren lluvias. En tanto en El Alto, el abastecimiento está previsto hasta marzo de 2023, eso se debe a que en ese municipio existen pozos que coadyuvan en el almacenamiento.

“Tenemos 64 pozos de perforación en la ciudad de El Alto de donde sacamos 14 millones de metros cúbicos que alimentan esa ciudad. Entonces, estamos tomando diferentes estrategias para garantizar el suministro de agua”.

DOTACIÓN

En la próxima gestión se prevé la entrega del Programa Multipropósito de Agua y Riego que beneficiará a los municipios de Pucarani, Batallas y El Alto.

“El proyecto multipropósito con más de Bs 1.000 millones de inversión. Este proyecto estará entrando en funcionamiento en 2024, nos entregan en 2023 y el año siguiente estará en servicio. Con eso estamos garantizando el suministro de agua para los próximos 35 años en adelante”, aseguró.

Iraizos exhortó a la población a ser responsable con el buen uso del agua potable y no desperdiciarla como sucede con algunas actividades económicas. La reutilización del líquido es una buena opción, para ayudar a bajar el consumo en los medidores instalados en cada domicilio.

Fuente: La Razón

Comentar

PAT Digital

Related post