Pacientes se agravan en menos tiempo y se bate récord de ocupación en UTIs

 Pacientes se agravan en menos tiempo y se bate récord de ocupación en UTIs

Los que más se complican son los no vacunados y hay personas que están a la espera de una cama. Este martes el departamento cruceño contabilizó a 194 personas en cuidados intensivos, la cifra más alta en lo que va de la pandemia.

La variante Ómicron complica en menos tiempo a los pacientes vulnerables y sin vacuna, lo que está ocasionando una sobresaturación de las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) en el eje central, donde no quedan espacios para pacientes críticos y los que llegan deben esperar en espacios improvisados o en Emergencias.

Solo en Santa Cruz, 194 pacientes luchaban este martes contra los daños que causa el Covid-19 desde los servicios de cuidados intensivos, siendo esta la cifra más alta de ocupación de las UTI en lo que va de la pandemia. Esta cantidad supera a los 182 pacientes en UTI registrados este lunes.

Especialistas y directores de distintos hospitales advierten que la gente está tomando a la enfermedad como una simple gripe o como un resfrío fuerte y se está medicando en casa, sin tomar en cuenta que la variante Ómicron, que está circulando en el país, tiene un periodo de incubación más corto y complica en menos tiempo a los pacientes de riesgo, pero también a jóvenes, adolescentes y niños que no tienen la vacuna.

El vicepresidente de la Sociedad de Medicina Crítica y Terapia Intensiva de La Paz, Patricio Gutiérrez, califica como dramática la situación que se vive en los servicios de UTI, que están al borde del colapso por el aumento exponencial de la demanda.

Pacientes se agravan en menos tiempo y se bate récord de ocupación en UTIs


Gutiérrez explica que esto se debe a que en esta cuarta oleada el tiempo de incubación ha bajado a solo tres días y se está viendo que los pacientes se complican en un máximo de siete días, es decir, en menos de la mitad del tiempo que lo hacían en las anteriores oleadas. Sin embargo, la estadía en las terapias no ha cambiado y oscila entre dos semanas y un mes; es decir, la estadía sigue siendo larga, por lo tanto, la disponibilidad de camas es prácticamente nula, pues no hay espacio.

El especialista señala que en las anteriores olas la enfermedad daba al paciente más tiempo para que busque atención médica antes de que su cuadro se agrave.
Explica que en la primera oleada, desde el inicio de los síntomas pasaban entre dos y tres semanas para que el paciente se agrave; en la segunda y tercera ola, dos semanas; y en esta cuarta ola, eso ocurre en una semana. “Vemos que el tiempo de incubación ha bajado solo a tres días y el curso de la enfermedad, hasta ponerse crítico, a solo una semana, entonces no le da tiempo a la gente a que haga tratamiento en su domicilio, como lo hacía antes. Muy rápidamente se pone mal”, insiste Gutiérrez.

A diferencia de las primeras dos olas, los pacientes que se complican son personas no vacunadas, que toman medicamentos que deprimen las defensas y de avanzada edad. También se nota un repunte de adolescentes y niños con complicaciones por Covid-19, lo que en La Paz ha copado las camas del hospital de Niños y del Materno Infantil de la CNS.

Fuente: El Deber.

Comentar

PAT Digital

Related post